El parón de la Primera RFEF Futsal Femenina por los compromisos de selecciones ha dejado un hueco en la agenda para que el Poio Pescamar pueda disputar su compromiso de liga aplazado contra el Burela Pescados Rubén, inicialmente fijado para el 12 de febrero, pero que fue pospuesto debido a un brote de casos de coronavirus en el conjunto entrenado por Manu Cossío.

El encuentro se jugará el sábado 26 de marzo, a las 17.00 horas, en el Pavillón Municipal de Vista Alegre, en Burela. Se prevé que ambos equipos cuenten con sus jugadoras internacionales, ya que la convocatoria con la selección nacional termina cuatro días antes de la celebración del encuentro.