Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Pontevedra despierta de la pesadilla

El equipo granate logra la permanencia en la última jornada de liga al ganar al Oviedo B | Jorge Fernández, Xisco y Álex hicieron los tres goles locales ante un Pasarón que tuvo la mejor entrada de la temporada

Los jugadores del Pontevedra celebran con la afición de Fondo Norte el primer gol del partido, obra de Jorge Fernández. |  // GUSTAVO SANTOS

Los jugadores del Pontevedra celebran con la afición de Fondo Norte el primer gol del partido, obra de Jorge Fernández. | // GUSTAVO SANTOS

El Pontevedra cerró una temporada para olvidar logrando in extremis el objetivo final de la permanencia en la Segunda RFEF, la nueva cuarta categoría del fútbol nacional. El equipo granate goleó a un Oviedo B tocado por el repentino fallecimiento de su director deportivo, el exguardameta profesional Francesc Arnau, y que apenas generó peligro en un encuentro en el que también se jugaba la salvación. Los de Luisito acabaron terceros en la clasificación con solo cuatro puntos más que el peor tercero de la categoría, el Poblense, del grupo V, el único de este puesto que baja a Tercera RFEF.

En un Pasarón que registró la mejor entrada de la temporada con casi 3.000 espectadores, el apoyo incondicional de la afición fue una de las claves para sostener al Pontevedra después de una primera parte con pocas ocasiones y que en la segunda lograse abrir el marcador y llevarse después la victoria. Aunque hubo algunos tímidos pitos en el tramo final del partido como reproche a una decepcionante temporada, la tónica general fue festiva y de celebración entre público y futbolistas.

Muchas aproximaciones pero pocas ocasiones claras tuvo el Pontevedra en la primera parte. Después de una llegada por banda izquierda del visitante Sandoval que acabó en córner, Rufo probó al portero Sarr con un disparo lejano que el meta visitante paró con el pecho, en un gesto con el que parecía que quería demostrar tranquilidad, pero que evidenció todo lo contrario. Solo cuatro minutos después, Rufo presionaba al cancerbero, que acababa regalando un córner.

Después de esto parecía claro que los granates tenían que aprovechar esa debilidad poniendo a prueba a Sarr, pero no conseguirían opciones claras de disparo. Primero lo intentó Rufo, tras un robo en mediocampo; al pisar área, el delantero no vio hueco para asistir a Jorge Fernández y remató cruzado, algo flojo, yéndose el balón por línea de fondo. A siete minutos para el descanso, Jorge lo intentó con un potente disparo desde la frontal demasiado centrado, que el portero despejó y a cuyo rechace no llegó Rufo.

En la reanudación, aunque la primera llegada fue del Pontevedra, en un envío largo que no controló Álex en el área por poco, el Oviedo B empezó a rondar el área granate, llegando a lanzar varios córners seguidos, pero sin probar a Álvaro Cortés. La entrada al campo de Martín Diz dio otro aire a los locales e inició la jugada con la que se abriría el marcador. El canterano asistió a Jorge en banda derecha, que centró buscando a Rufo en el primer palo, pero el delantero no llega a tocar la pelota, que se envenena y se cuela por el segundo palo tras despistar a defensa y portero.

Intentó reaccionar el cuadro carbayón moviendo banquillo, pero sería el Pontevedra el que golpearía de nuevo, esta vez con el gol de Xisco, que remató solo en el pico del área pequeña un córner botado por Jorge. Solo dos minutos después haría Álex González el definitivo 3-0. También inició la jugada Martín Diz, cuya asistencia dejó pasar Rufo con un bonito detalle de calidad para que el balón le llegase a Álex, que progresó y remató en cuanto pisó área. Aunque el portero llegó a tocar la pelota, esta acabó entrando con suspense, el mismo que tuvo toda la temporada para el conjunto granate.

Compartir el artículo

stats