15 de abril de 2019
15.04.2019

El Pontevedra gana y se sitúa en puestos de play off

Javi Pazos acabó con su sequía para darle los tres puntos al equipo ante el Coruxo - Los granates, muy superiores, fallaron un penalti en el minuto 10 - Supieron defender el resultado en el tramo final

15.04.2019 | 02:24
La afición del Pontevedra acaricia el play off. // C. Prieto

El Pontevedra se impuso ante el Coruxo en O Vao por un 0-1 que le permite alcanzar por primera vez en lo que va de temporada al play off. Los granates fueron superiores desde el primer minuto de juego y no le dio opciones a un rival que llegaba al duelo con las credenciales de no haber perdido en las últimas trece jornadas. Al final los de Luismi pudieron romper el muro que creó el portero rival, Alberto, y llevarse tres puntos muy valiosos que ilusionan a la afición.

El comienzo de partido dejó ver los primeros avisos de por donde podía ir el penúltimo derbi de la temporada para los granates. El Pontevedra inició el encuentro mucho más enchufado que los de O Vao, presionando muy arriba, casi en la frontal del área, la salida de balón del Coruxo. Una situación que a los jugadores entrenados por Jacobo Montes no le gusta nada, pues sin la posesión de balón al equipo le cuesta mucho meterse en la pelea.

El Coruxo sufrió mucho en los primeros quince minutos de juego. Un cuarto de hora en donde el Pontevedra pudo haber dejado el partido visto para sentencia si no hubiera sido por Alberto. El guardameta vigués despejó un disparo de Kevin cuando le ganó la espalda a la defensa y se plantó solo ante él. Tres minutos más tarde, Alberto consigue detener una pena máxima de Kevin que, posteriormente, fallaría un segundo remate. Pero la cosa no quedó ahí, pues cuatro minutos más tarde Pedro Vázquez recibe el balón en el punto de penalti, con Alberto fuera de su posición, y su disparo sale excesivamente alto ante el asombro generalizado.

Lo mejor que le podía pasar a los locales en esos minutos era que el marcador no se hubiera movido, pues las ocasiones del Pontevedra fueron muy claras.

Pero las penalidades del Coruxo no se acabaron en un mal comienzo, ya que a los diez minutos perdía a Mateo Míguez por lesión. El problema de Mateo apunta a una rotura muscular por lo que el jugador podría haber dicho adiós a lo que queda de temporada.

Tras el arreón inicial del Pontevedra, se dejaba ver por la portería de Edu cuando casi se cumplían los primeros veinte minutos. Fue con un disparo lejano de Manu Justo, que Edu Sousa atrapó sin excesivos problemas.

El ritmo que le impuso el Pontevedra al partido fue tremendamente alto, y con el paso de los minutos lo fueron acusando, lo que le permitió al Coruxo tocar un poco más el balón, pero sin generar demasiado peligro ante la meta defendida por Edu.

El entrenador vigués deseaba la llegada del tiempo de descanso para intentar recomponer el equipo tal y como se estaba desarrollando el choque. Los dos conjuntos trataron de hacerse con el control del centro del campo tras el paso por el vestuario.

El balón circulaba sin demasiado sentido de un lado hacia el otro, sin que nadie fuera capaz de dar dos pases seguidos. Una situación que no tenía prolongación hacia las áreas, permitiéndole a los dos guardametas ser unos meros espectadores.

El Pontevedra rompió la igualdad inicial a poco menos de media hora para la conclusión, cuando un centro desde la derecha es rematado por Javi Pazos al fondo de la mallas. Un gol celebrado de forma especial por los jugadores por la numerosa afición que estaba presente en O Vao, por resarcirse por los claros fallos en la primera parte y porque el nueve, Javi Pazos, llevaba sin ver portería desde el pasado 6 de enero.

Jacobo Montes movió el banquillo con la entrada de Silva, pero ayer no era el día del Coruxo. El Pontevedra tenía el partido donde quería, con ventaja en el marcador y dejándole al equipo local el balón para tratar de sentenciar el encuentro en una contra.

El tramo final se hizo largo para el Pontevedra ante un Coruxo que ponía toda la carne en el asador para lograr el empate. Sería en los 5 minutos del tiempo de descuento cuando los locales llegaron a encerrar en su campo a los granates, asediando la portería de Edu. Su ocasión más clara sería poco antes de que el árbitro decretase el final, cuando Juampa sacó de banda en una posición peligrosa, Megía peinó atrás y Silva enganchó de primeras en el punto de penalti, pero el balón se fue fuera por muy poco.

Al final un 0-1 que, de no haber sido por la actuación de Alberto, podría haber sido mucho mayor. El Pontevedra se beneficia de las derrotas del Castilla y de la Cultural Leonesa para situarse en cuarta posición y defenderá el puesto por el play off la próxima jornada, que arrancará este jueves en Pasarón ante el Rápido de Bouzas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook