26 de febrero de 2017
26.02.2017
Baloncesto - Liga Femenina 2

El Arxil se hace fuerte en casa y gana el derbi

Las verdes, cerca de dilapidar una ventaja de once puntos en un derbi errático

26.02.2017 | 03:31
María Lago entrando a canasta ante el intento de tapón de Amy Syll. // Rafa Vázquez

El Arxil logró la victoria en el derbi ante el Kemegal Cortegada en un partido en el que reinó el desacierto en ambas escuadras, sobre todo en la segunda parte. Las de Mayte Méndez supieron sobreponerse a la defensa agresiva arousana y amarrar una victoria que por momentos vieron peligrar después de un mal tercer periodo en el que echaron por tierra una ventaja de once puntos. Minata Keita (17 puntos y 18 rebotes) fue nuevamente la jugadora del partido.

El primer cuarto ya dejó bien claro que estábamos ante un derbi vibrante en el que ambos equipos se estaban jugando mucho. A pesar de que tanto a Arxil como a Cortegada de Vilagarcía les costó empezar a anotar, acumulando pérdidas y errores en ambos lados del campo, pronto calentaron sus muñecas para ofrecer una bonita alternancia en el marcador que empezó con un 2+1 de la pivot arxilista Minata Keita.

La cinco de Mali le ganó la partida a su homóloga africana de las arousanas y Amy Syll tuvo que ser sustituida desde muy temprano debido a las faltas. Esto lo aprovechó de gran manera una Keita que fue la mejor de las suyas en los primeros 10 minutos para el 17-14 con el que el partido encarriló el segundo periodo. La ventaja local pudo ser incluso mayor de no ser por un triple de Sara Gómez en el último minuto cuando las pontevedresas habían alcanzado su diferencia máxima (17-11).

En el segundo periodo, ya de nuevo con Syll en pista, el Cortegada aumentó su intensidad defensiva con una presión a toda pista con la que trataron de que Keita no recibiese balones cerca del aro. El trabajo arousano funcionó por momentos pero las de Rubén Domínguez se cargaron muy pronto de faltas y no contaron tampoco con la más que acertada tarde arxilista en el rebote ofensivo. La desesperación de las visitantes fue poco a poco en aumento a medida de que no conseguían materializar sus ataques y esto se manifestó en forma de dos faltas técnicas señaladas en contra del Cortegada en los últimos tres minutos antes de descanso. Este momento de desconexión del cuadro vilagarciano lo supieron aprovechar las pupilas de Mayte Méndez para irse a los vestuarios con la ventaja máxima del partido (39-28) y la sensación de estar siendo notablemente superiores a pesar de no haber saltado a la pista en todo el encuentro uno de los puntales interiores de las verdes como es Ana Román.

El tercer cuarto fue el del despropósito para las locales, que cayeron en la trampa de su rival y se toparon de bruces con su dura defensa en un momento de laguna ofensiva genérica. El gafe en el lanzamiento hizo que poco a poco la ventaja lerezana se fuese desvaneciendo hasta llegar al último y definitivo periodo con todo por decidir y un apretado empate (45-45).

Pero el Kemegal tampoco tuvo ayer su mejor tarde y, a pesar de disponer de posesiones para ponerse por delante, jamás logró mandar en el marcador y poner nervioso a un Arxil que se las prometía muy felices tras los visto en la primera parte.

Una canasta de María Lago en una de las últimas jugadas del partido resultó decisiva para amarrar la victoria arxilista y permitir seguir soñando al bloque pontevedrés con los puestos de promoción de ascenso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook