26 de mayo de 2013
26.05.2013
balonmano - Asobal

Cruel descenso del Octavio al encajar un gol en el instante final

26.05.2013 | 00:00

huesca 30
Rodríguez, Bartolomé (3), Ancizu (2), Saubich (4), Rochel (3), E. González (3), Ruiz, Montero, Grau (4), Mira (1), Espigol (8), Escribano (1), Demovic (1) y R. Corrales (p).
octavio 29
Jorge García Lloria (P), Juárez (4), Alemany (1), Vargas, Dasilva (5), Cacheda (7), Cerillo (4, 2p.), Kallman (2), Jabato (1), Fran González (3), Hermida (1), Frade (1) y Chantada (p).
marcador cada cinco minutos: 2-2, 4-5, 7-9, 9-12, 11-14, 13-16 (descanso), 17-17, 19-20, 23-24, 25-26, 28-27 y 30-29.
Árbitros: Fernández Fernández y Martín Franco (Asturias y Castilla y León). Excluidos dos minutos, por parte de los locales, Ancizu y Grau, por los visitantes, Juárez y, en dos ocasiones, Dasilva.
Incidencias: Partido disputado en el Palacio de los Deportes de Huesca ante 800 aficionados.

El Academia Octavio se suicidó en Huesca, en una decisión controvertida que queda grabada de forma dolorosa en la historia del club. El equipo tenía el balón en su poder a falta de diez segundos y con 29-29 en el marcador. Los árbitros elevaron la mano advirtiendo el pasivo. Quique Domínguez pidió tiempo muerto. La igualada propia les hacía depender del Villa de Aranda-Frigoríficos. Un empate entre estos dos conjuntos también descendía al Octavio. Cualquier otro resultado entre ellos los salvaba. El técnico académico se la jugó al todo o nada. Introdujo a un portero-jugador. Un pase fue interceptado por Joan Saubich, que marcó a portería vacía de campo a campo. Fue la sentencia de muerte del Octavio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine