12 de mayo de 2013
12.05.2013
balonmano - Fase de ascenso a Asobal

Cinco convulsos minutos ponen fin al sueño azul

El Teucro cae eliminado tras un partido en el que la actuación arbitral protagonizó los momentos más decisivos

12.05.2013 | 00:00
Los jugadores del Teucro, abatidos tras la derrota en el Pabellón de Hondartza. // Nagore Iraola

bidasoa 24
Zubiria, Ugarte (1), Alexis Gimeno, Crowley (8, 3p), Aldunate, Renaud (4, 1p) y Álvarez (2) -equipo inicial-. También jugaron: Fernando Rincón (1), David Rincón (6), Aramburu y Azkue (2).
teucro 20
Juan Bar, Toño Fernández (3), Álex Pombo (1), Tomás Moreira (1), José Manuel Rial (7), Didac Villar (2) y Borja Pedreira - equipo inicial-. También jugaron: David Chapela (4), Miguel Porto, Carlos García (1p), Siscu (1) y Miguel Sío.
marcador cada cinco minutos: 1-0, 6-2, 6-3, 6-6, 8-6, 10-7 (descanso), 11-9, 13-13, 15-14, 18-16, 19-18 y 24-20.
Árbitros: Miranda Berate y Fernando San Pedro, del colegio madrileño. Por parte local excluyeron a David Rincón, Renaud y Aldunate. Por parte visitante, a David Chapela, Rial y Miguel Porto (2).
Incidencias: Partido correspondiente a la primera semifinal de la fase de ascenso a Asobal disputado en el Pabellón de Hondartza, en Hondarribia, ante la presencia de casi 800 espectadores, entre ellos más de medio centenar de aficionados del Teucro.

El Teucro llegó a verse en la final, pero los últimos cinco minutos le apearon de su sueño. Los azules cayeron derrotados ante el equipo anfitrión, el favorito Bidasoa, tras un intenso y exigente partido en el que llegaron a ponerse por delante. Sus opciones estuvieron cerca, lo que aporta más crueldad a esta despedida de una temporada irreprochable. La templanza en los momentos decisivos y unas polémicas actuaciones arbitrales impulsaron a los irundarras.

Los de Javier Barrios se mantuvieron con opciones a lo largo de todo el partido a pesar de que les costó entrar en él. De hecho, el marcador solo registró diferencias preocupantes en los minutos iniciales, con un 6-1 en el minuto 10. Unas jugadas poco acertadas en acciones ofensivas permitíán a los locales recuperar balones con los que empezaban a destacarse. Pero el entrenador pontevedrés decidió cortar de raíz el problema y reemplazó a buena parte del equipo. Confió la solución a Sisco, Miguel Porto y Chapela. Con ello atajó el problema. Se acabaron las precipitaciones y el Teucro se metió en el partido.

La férrea defensa del Teucro hizo posible que se instalase la igualdad en el marcador. Así se mostraba en el minuto 20, con un 6-6. Pero el equipo volvió a resentirse de los problemas iniciales y se fue al descanso con una desventaja de tres goles. Una diferencia que, en todo caso, resultaba remontable con toda la segunda parte por delante.

Tras la reanudación los azules mejoraron. Y obligaron al equipo de Fernando Bolea a sufrir. El electrónico invertía la situación y les ponía por primera vez por delante (11-12). Todo tras unos primeros minutos de este período en el que los vascos estaban por debajo de su rendimiento inicial. Luego, el partido quedó instalado en la igualdad. Un duelo disputado con el que se presagiaba que sería en el último minuto cuando se decidiese todo. Sin embargo, el desenlace se produjo algún tiempo antes.

Los teucristas se vieron perjudicados por decisiones arbitrales controvertidas, que fueron muy contestadas tanto desde el banquillo como por parte de los seguidores azules que se desplazaron hasta Eukadi.El Teucro se quedó en inferioridad cuando faltaban poco más de cinco minutos y ahí el Bidasoa no falló. Supo gestionar su superioridad numérica y se aprovechó del nerviosismo rival para aumentar sus exiguas diferencia.

El conjunto organizador de esta fase disputa esta mañana contra el Ángel Giménez-Puente Xenil la final. El Teucro tendrá que consolarse la disputa por el tercer puesto con el Alcobendas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine