Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol

Segunda etapa, objetivo grande

"Vamos a intentar seguir dando jamón", adelanta el entrenador del Ourense CF

Rubén Domínguez, ayer, apoyado en un árbol junto al campo de fútbol de Oira. // Carlos Peteiro

Segunda etapa de Rubén Domínguez en el Ourense CF. Experiencias en Hospitalet y Deportivo mediante, recoge un equipo que rozó el ascenso a Segunda B pero que la próxima temporada pocos lo van a reconocer, la transformación es de arriba a abajo.

"Tengo 33 años, llevo entrenando desde los 25, algo de experiencia he ido cogiendo por el camino", relata Domínguez, cuya carrera como futbolista fue más bien breve. "Jugaba arriba, en el Taboadela, estando allí Jorge Camba qué pintaba yo", subraya, guasón. "Hombre, si jugar en Primera regional cuenta como futbolista, entonces sí se puede decir que lo fui", zanja.

Los hay, Ronald Koeman, que llegan a un equipo desquiciado con la tarea de limpiar el fuerte; los hay, Ourense CF, que lo hicieron tan bien la temporada pasada que apenas un cuarto de hora los sacó del ascenso. ¿Qué es mejor? "Lo mejor es coger un equipo. Después de dos años sin entrenar es muy importante volver a sentir el verde, los entrenamientos, el cosquilleo de los domingos. Cuando llegas a un equipo, llegas o porque ha hecho bien las cosas y tienes que mantener esa línea o porque toca ejecutar un cambio. No hay otra".

El escudo no se toca

En su caso es la primera premisa, sólo que no queda prácticamente nadie en la plantilla... "Está claro, el equipo es nuevo de arriba a abajo en un proyecto que sigue siendo igual de ilusionante que el anterior. Puede decirse que solamente va a quedar el escudo", remarca Domínguez, que recalca que "no sé qué es mejor, he vivido todo tipo de situaciones. Es muy importante acertar con los fichajes, formar un buen grupo. Entre todos tenemos que unirnos para luchar por los objetivos", que no son otros que "intentar meternos en los play off".

¿Qué fútbol propone? "Lo primero es ver juntos a todos los jugadores, luego tenemos que ser capaces de ver qué vamos a ser capaces de hacer con ellos para sacarles el mayor rendimiento posible".

Cuando un equipo viene de rozar el play off y al año siguiente de meterse holgadamente y quedarse a un paso de ascender, ¿entendería que todo lo que no sea eso sepa a poco? "Claro, es como lo de dar de comer jamón y pasar luego al chopped. Pues vamos a intentar seguir dando jamón. Por supuesto que un equipo completamente nuevo no se acopla de un día para otro, por eso por delante nos queda trabajar juntos y trabajar mucho además. Lo mejor es que los jugadores que ya están fichados tienen mucha hambre, van a dar muy buen nivel. Que nadie nos dé por muertos", adelanta.

Esos futbolistas que llegan de buenas canteras... "Estamos fichando bien, sub23, futbolistas de 23, 24 años que no han podido sobresalir en la Segunda B y quieren reengancharse en un equipo con aspiraciones... Estoy contento", avanza.

La oportunidad de entrenar al Ourense CF supone para Rubén Domínguez... "Eso, supone una oportunidad. Ahora me toca demostrar que tengo la capacidad suficiente para encarar este proyecto tan bonito, por trabajo e ilusión no va a ser. Es de agradecer que la directiva haya sido valiente".

Lo que está fichando el Arenteiro, uno los siguientes será Portela, incluso ha anunciado ya a Messi... "Está haciendo un gran equipo, ahora le toca demostrarlo en el campo, como a todos", remacha.

Compartir el artículo

stats