Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luisito: "Me hace una ilusión enorme jugar ante el Ourense"

"Estoy muy feliz, encantado de la vida, entrenar a un equipo filial era un objetivo que tenía marcado", subraya el técnico del Fabril - "La presión ya me la meto yo", apunta

José Luis Míguez, Luisito, durante la victoria del Fabril sobre el Rápido de Bouzas. // La Opinión de A Coruña

"Me hace una ilusión enorme enfrentarme al Ourense, lo hice en dos amistosos con el Pontevedra pero de carácter oficial, el primero va ser el domingo. Apenas quedan jugadores de mi etapa allí, Corzo, Arce y Josu, además de Toni y Antonio Dacosta". José Luis Míguez, Luisito, ahora entrenador del Fabril.

"Estoy muy feliz, encantado de la vida. Es una satisfacción muy grande ver como progresan en muy poco margen de tiempo. Son niños, claro, y cometen errores, a nivel táctico sufren, pero tienen muchas inquietudes", remarca el santiagués, que recalca que no le pidieron objetivo alguno desde el club pero que de eso ya se encarga él. "El primero que se exige soy yo, es verdad que son futbolistas en periodo de educación, de formación, pero eso no está reñido con la competición. Yo sólo pienso en ganar, la palabra derrota sólo me trae sufrimiento. El que me conoce sabe que si puedo acabar tercero no acabo cuarto, y si puedo terminar segundo no termino tercero".

Sexto camina el Fabril, lejos de los dos primeros. "Sabía que nos iba a costar, el equipo es nuevo y muy joven. También el Ferrol andaba así a estas alturas y luego acabó como un tiro. Queda un mundo, la implicación de los futbolistas es muy grande, son muy competitivos", relata Luisito.

Está muy feliz en un vestuario con niños cuando siempre ha trabajado con hombres, en Ourense, en Ferrol, en Pontevedra... "Yo tenía una ilusión tremenda por ser entrenador de un equipo filial, era un objetivo marcado. A mis futbolistas se les exige, lo mínimo es ayudarlos", detalla.

Pero ¿no echa de menos la presión de tener que ascender que tenía por ejemplo en Ourense? "Esa presión ya me la meto yo, no me hace falta que me lo diga nadie. Porque va en mi carácter, quiero ganar siempre".

¿Se esperaba ir sexto a estas alturas? "Tenemos un déficit, y es que somos un equipo nuevo. Sólo fallamos contra el Barco, ese día lo hicimos rematadamente mal, sobre todo en la segunda parte. El resto hemos estado a buen nivel, poco a poco vamos siendo más regulares, teniendo en cuenta que en esta categoría todos pueden ganarte, ahí están dos recién ascendidos como el Arzúa y el Estradense que lo están haciendo muy bien".

¿Le sorprende ver a la UD Ourense abajo? "Sí, pero van sólo diez partidos. Son muy buenos de medio campo hacia delante, muy dinámicos. Una competición tan larga como ésta da muchas vueltas, los equipos con potencial, y el Ourense lo tiene, acaban arriba".

Están siendo más o menos fiables en casa... "Cuando trabajas con niños todo es una incógnita, lo sé bien de cuando entrenaba al Ourense y jugábamos contra un filial. Son capaces de hacer grandes cosas y en cinco minutos tirarlo por la borda, ahí está el dia del Bouzas, metemos el gol y nos empatan en la jugada siguiente. Pero vamos a ir a más, seguro", subraya.

¿Espera movimientos en la tabla? "Seguro, en los diez o doce últimos partidos se parte todo. Arriba van a estar equipos como el Ourense CF o el Compostela, espero que también la UD Ourense, el Bergantiños. Son 38 partidos, y dan para mucho, los quince o dieciséis primeros están para clarificar, en los diez últimos se ganan o se pierden las temporadas".

¿Qué partido espera? "Un partido igualado, nosotros tenemos buenos futbolistas, pero el Ourense hace mucho daño en las transiciones con Marquitos, con Iago Blanco, con Champi... No les desmerecemos, vienen de ganarle al Compostela y compitieron bien contra el Bergantiños", finaliza.

Compartir el artículo

stats