Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estrategia, paciencia y fe

Los remeros de Meira, recibidos como héroes en su parroquia, se prepararon para llegar a septiembre en su pico de forma y no desesperaron pese al alto nivel de Bueu / Dani Pérez entrenará en Ziérbena en 2023

La plantilla, exultante en la nave del club, tras llegar a Moaña desde Euskadi la noche del domingo. | FGS

Este lunes la parroquia moañesa de Meira amaneció en la élite del remo nacional después de que la SD Samertolaméu lograse un trabajado y brillante ascenso el fin de semana a la Liga ACT. Fue el quinto playoff consecutivo que disputaba la tripulación de A Terca y la estrategia de esta temporada dio sus frutos. Por todo lo alto lo celebraron los aficionados al remo en Meira. Las furgonetas con la plantilla y el cuerpo técnico llegó a la rotonda de Domaio alrededor de las 11 de la noche del domingo en donde esperaban muchos seguidores con sus coches. La caravana recorrió la carretera general hasta la rotonda de Salitre haciendo sonar sus bocinas y ondeando banderas y camisetas verdes. No era para menos, el nombre de Meira volverá a lucir en los mejores campos de regatas de Euskadi en el verano de 2023. Aunque la entidad espera una continuidad, uno de los grandes pilares del equipo, el entrenador Dani Pérez, dejará el club tras el éxito y después de seis años. Dirigirá a Ziérbena el próximo año y sus responsabilidades las asume el remero David Costa Santomé.

Los remeros, celebrando el éxito en medio de la afición. | FGS

Los remeros, celebrando el éxito en medio de la afición. | FGS

La noche del domingo, sin embarga, la vista estaba puesta en las dos grandes regatas del fin de semana, más que en el futuro. Las furgonetas con los remeros entraron a la nave del club escoltadas por aficionados que hicieron ondear algunas de las banderas más importantes ganadas por la entidad a lo largo de su historia. En cuanto los héroes del ascenso bajaron de los vehículos se fundieron en abrazos con los aficionados y en cánticos continuos. Los petardos y los fuegos artificiales dieron paso a un baño de madrugada desde el muelle de la parroquia. Dani Pérez también fue manteado al cántico de “¡Dani quédate!”.

Los aficionados se abrazan a la llegada de la plantilla. | FGS

Los aficionados se abrazan a la llegada de la plantilla. | FGS

El ascenso de Meira no fue, ni mucho menos, fruto de la casualidad. El presidente, Lisardo Pérez, explica que “llevábamos muchos años quedándonos a las puertas del ascenso, así que toda la estrategia de la temporada se basó en llegar a septiembre en nuestro pico de forma. En Liga había que estar entre los dos primeros. Al final pudimos ganarla, pero lo importante era jugarnos el ascenso en nuestro mejor momento y lo logramos”. Pérez confiesa que llegaron a Euskadi, “siendo conscientes de que Lekitarra estaba por encima del resto y que las bazas estarían en pelear por la segunda plaza de ascenso. El segundo puesto del sábado ya nos dejó todo de cara”. El presidente espera lograr “la continuidad de la mayor parte de la plantilla, pero también tenemos que reforzarnos”, concluye.

Los deportistas, ondeando sus camisetas. |  FGS

Los deportistas, ondeando sus camisetas. | FGS

En la temporada regular, después de moverse en el segundo puesto a lo largo de todo el verano, la SD Samertolaméu aprovechó el tropiezo del CM Bueu en la última jornada para alzarse con la Liga Gallega. Para el entrenador, Dani Pérez, la clave de la temporada estuvo “en que el equipo supo ser segundo cuando le tocó ser segundo y supo ganar cuando tuvo la oportunidad. Analizamos bien por qué unos días fuimos segundos y otros ganamos. Teníamos experiencia de otros años y eso jugó a favor a la hora de preparar mentalmente al equipo. Las temporadas se hacen muy largas y los remeros tuvieron sangre fría cuando no salían las cosas”.

El míster añade que su plantilla exhibió, a lo largo de todo el verano, “el punto necesario de humildad y respeto por Bueu, que fue el rival que más banderas ganó. Fuimos sin ninguna prisa construyendo la remontada”.

De cara al playoff, ante la dificultad para encontrar en Galicia condiciones similares a las de Bermeo y Portugalete, la mayor preparación fue “a nivel mental. Saber gestionar las cabezas al llegar allí. Cualquier gallego que llega al playoff tiene inconveniente físico por el largo viaje. Pero conocíamos los campos y mantuvimos la mente fría para competir como siempre”.

La plantilla que devolvió a Meira a la élite la integran: Adrián Fragueiro, Alejandro Rivas, Ángel Díaz, Carlos Álvarez, Daniel Fernández, Daniel Folgada, David Costa, Francisco Abreu, Francisco Riobó, Ismael Curro, Jacobo Lusquiños, Joel Santomé, José Boubeta, José Luis Macey, José Ramón Durán, Manuel Bernárdez, Ángel Gondar, Marco Antonio Castelao, Marcos Rodríguez y Martín Leborán.

Compartir el artículo

stats