El Juvenil se cae del grupo de cabeza, después de ceder los tres puntos en juego ante el Barco que aprovechó quince minutos de debilidad local para marcar dos goles y llevarse la victoria.

El partido comenzó sin demasiada intensidad, pero dos llegadas de los ourensanos al borde del descanso sirvieron para marcar los goles de la victoria.

Tras el descanso los pontareanos se estiraron, pero el Barco estaba bien colocado y no dieron opciones.