Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano

El futuro del Cangas ya está aquí

Gael, Rubén Augusto, Barreiro, Meira y Manu Pérez. |  // FDV

Gael, Rubén Augusto, Barreiro, Meira y Manu Pérez. | // FDV

Han sido los niños del Automanía Luceros más joven de la historia, cinco jugadores que con apenas 16 años recién cumplidos (salvo Rubén, con 17) han dado un paso adelante desde el equipo juvenil y se han batido en una competitiva Primera Nacional. Ahora, los Manu Pérez, Meira, Gael, Barreiro y Rubén Augusto confían en seguir dando pasos en su carrera en la campaña venidera.

“La labor de un filial debe ser la de promoción, por encima de cualquier otra consideración”, subraya el técnico del Luceros, Mingos da Cunha, a quien no le ha temblado el pulso a la hora de repartir minutos entre los más jóvenes con vistas al futuro, especialmente en la recta final de la temporada. El técnico describe las cualidades y perspectivas de los cinco valores de la cantera canguesa.

Los juveniles Manu Pérez, Meira, Gael, Rubén y Barreiro han sido habituales del Automanía Luceros en Primera Nacional

decoration

El máximo referente de este quinteto es Manu Pérez, líder de los juveniles, con peso específico en el Luceros e incluso debutante en Asobal. “Técnica y mentalmente es un jugador que lo tiene todo para llegar arriba. Ha sido titularísimo, fundamental, anotando una media de 6 goles por partido, algo increíble para un chico de 16 años”, señala el preparador, que apunta, no obstante, que, “como todos, debe seguir formándose, y mejorar en defensa, pero es un chico trabajador a morir”. Da Cunha se rinde ante “el mayor talento de la cantera desde que estoy yo. ¿Cuándo fue la última vez que un chico de juveniles llegó al primer equipo?”, se pregunta.

Meira, lateral izquierdo, es “muy trabajador. A nivel defensivo ya nos ha aportado cosas y es donde más ha progresado”. Ofensivamente también ha evolucionado, “pero está en un puesto donde tenemos a mucha gente. Fue titular en varios partidos y lo dio todo. Es un finalizador y es otro de los jugadores a los que habrá que estar atento para comprobar su evolución”.

Mingos Da Cunha apunta a que varios de ellos acabarán jugando en el primer equipo

decoration

Rubén Augusto, por su parte, pasa a edad sénior y todo apunta a que tendrá su hueco en el pivote. “Es un jugador de mucha talla que defiende bien en la zona central, con cuerpo, y que entró bien en la dinámica del equipo, como uno más”, afirma el técnico del Automanía Luceros. Además, añade que “en ataque es muy seguro en el lanzamiento y tiene buenas manos, algo básico para un pivote. Por condiciones antropométricas es uno de los que tiene un futuro muy bueno por delante”.

El internacional Gael es una de las asignaturas pendientes en el Luceros. “Lo tuvimos muy poco porque encadenó tres lesiones seguidas y apenas tuvo continuidad”. Versátil, Da Cunha lo ve más como lateral que como extremo. “Este año será el decisivo para ver lo que realmente nos puede dar”, sentencia. Otro zurdo, Barreiro (extremo), tampoco pudo estar todo el tiempo necesario en el filial por las lesiones. “Después de que perdiésemos a Vilanova lo estaba haciendo bien. Este año también debe ser el decisivo para ver sus posibilidades”, sentencia el preparador de los de O Morrazo.

Compartir el artículo

stats