Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol - Tercera División

La campana vuelve a castigar al Alondras

Jesús Varela controla el balón ante la presión de un jugador del Estradense en un duelo anterior. |  // G. N.

Jesús Varela controla el balón ante la presión de un jugador del Estradense en un duelo anterior. | // G. N.

Una nueva lección de competitividad tamizada por el amargor de la derrota. Ese es el exiguo botín que se llevó el Alondras de Carballo, en donde cayó por 3-2 en el descuento ante el líder de la categoría y máximo favorito al ascenso, el Bergantiños, de una forma similar a la del duelo de la jornada 13 ante el Barco, cuando entonces encajó el 1-2 definitivo en el tiempo de prolongación. “Otra vez volvimos a hacer un buen partido. Es cierto que ellos apretaron, tuvieron ocasiones, pero nosotros también tuvimos las nuestras”, relata Jorge Otero, antes de añadir que “al final ellos tienen mucha pólvora arriba y todo el trabajo realizado se viene abajo en el descuento”. Eso sí, el preparador alondrista se muestra muy confiado en que “aunque ahora estamos fastidiados, algún día esto también nos pasará a nosotros y ganaremos en el 90, como ya hicimos con el Choco”.

Otero opta por extraer la lectura más positiva del debut de los suyos en la segunda fase, dentro del grupo que pelea por las dos plazas de ascenso directo a Segunda B. “Ha quedado claro que podemos competir con cualquiera a pesar de ser pocos, de haber ido con tres juveniles y de jugar con cuatro futbolistas como Brais, Millán, Samu o Cacheda que son sénior de primer año”, afirma el entrenador de Nigrán, sabedor de que “tuvimos muchas opciones de ganar el partido ante un rival que debe ascender sí o sí. Hicimos un grandísimo partido, a pesar de que no nos sirva de consuelo. Ahora hay que seguir y mantener la misma línea de trabajo”.

Los cangueses dejaron escapar una renta de hasta dos goles, y Otero tiene claro dónde estuvo el punto de inflexión del encuentro. “Después del 0-2 nos marcaron muy pronto el 1-2 [ocho minutos más tarde]. Nos faltó aguantar un poco más, tener paciencia, intentar controlar, que se pusieran nerviosos... La lástima es que recortaron y eso les dio alas”, admite Otero, que subraya que “independientemente del resultado, las sensaciones del equipo han sido francamente buenas y eso debe servirnos para crecer y saber que podemos competir hasta el último momento con todas las bajas que teníamos”.

Lo cierto es que la del Bergantiños es la segunda derrota de la temporada del Alondras lejos de O Morrazo, después de la del Estradense (3-1), producida hace casi cuatro meses, el 13 de diciembre. Los cangueses venían, además, de encadenar siete encuentros sin conocer la derrota, con tres triunfos y cuatro empates.

La derrota no cambia nada para Jorge Otero, sabedor de que las dos primeras plazas del grupo, las que dan derecho al ascenso directo, ya estaban fuera del alcance de los suyos. Otra cosa son el tercer y cuarto puesto, que permiten evitar la primera eliminatoria del playoff de ascenso. Y ahí los de O Morrazo están a cuatro puntos del cuarto puesto, ocupado por el Somozas, precisamente su rival de este próximo fin de semana. “Ese cuarto puesto está a tiro, pero todo pasa por ganar este domingo. Nosotros aspiramos a ese lugar, pero incluso si no lo conseguimos seguiremos teniendo nuestras opciones de pelear por subir, solo que con una eliminatoria más”, afirma el entrenador.

Diego y Sergio regresan ante el Somozas

Después de haber tenido que afrontar el choque ante el Bergantiños en cuadro por la ausencia de hasta cuatro de sus futbolistas, el Alondras recuperará efectivos para la segunda jornada de la fase de ascenso directo a Segunda División B. Y es que en Carballo, de los siete futbolistas que Jorge Otero tenía en el banquillo tres de ellos eran juveniles (el meta Manu Vizoso, Jorge y Pedro) y otro, el defensa Darío, apenas ha disputado un puñado de minutos esta temporada. Ahora el técnico de Nigrán tendrá nuevamente a su disposición al lateral Diego Rodríguez y al mediocentro Sergio Santos después de haber cumplido ambos un encuentro de sanción. Más complicado lo tendrá el capitán Mauro, que apura la recuperación de una lesión de tipo muscular. Y tampoco parece que vaya a poder estar esta semana el meta Martín, que ya encara la recta final de su puesta a punto para volver a los terrenos de juego. La buena noticia es que ante el Bergantiños no se produjeron problemas físicos dentro de la plantilla y tampoco hay futbolistas sancionados.

Compartir el artículo

stats