Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

deporte

Caminando entre balones

Cangas acoge la presentación del fútbol a pie, modalidad que combina deporte y salud

El fútbol a pie fue presentado en la Casa da Xuventude de Cangas. // Gonzalo Núñez

Practicar una actividad de mínimo impacto, mejorar la condición física, e incrementar la autoestima y la socialización. Estos son los objetivos que persigue el fútbol a pie, novedosa modalidad que combina deporte y salud y que está siendo impulsada por el que fuera entrenador de Alondras y Beluso, entre otros, José María Rial.

La iniciativa fue presentada ayer en un acto celebrado en la Casa da Xuventude de Cangas al que asistieron el propio técnico, su colaborador Marcos Teixeira, el médico José María Martínez Portela, y el concejal de Deportes de Cangas, Eugenio González, y nace para dar respuesta a aquellas personas que desean mantenerse en forma mediante una actividad no competitiva que combina los beneficios del caminar con los rudimentos del fútbol. Toca y camina, de hecho, es el lema adoptado para este proyecto, inicialmente pensado para mayores de 50 años, pero que, por sus características, encaja perfectamente con cualquier edad, género o condición física. "Es para quien pueda tener más problemas de movilidad o para quien desee hacer algo de deporte sin ser competitivo", resume Rial.

Y es que una de las cuestiones que se integra en la filosofía del fútbol a pie es la de "apartarse de los valores del fútbol de hoy, ofrecer una alternativa en donde la meta es hacer ejercicio y no tanto el gol". La idea fundamental es que "caminar es un ejercicio recomendado para todos, pero es difícil desconectar mentalmente cuando lo haces. Aquí tienes que estar centrado en las normas porque si no no te sale bien". Pero, además del doble trabajo físico y psicológico, Rial une el social. "Relacionarse es otro de los éxitos. Nuestra mayor satisfacción es que nos venga gente diciendo que apenas salía de casa y que gracias a esto lo ha hecho, o que personas que no se hablaban ahora lo hacen al coincidir en algún ejercicio", afirma.

La actividad ya ha sido testada en el último mes por cerca de 80 personas, lo que ha servido para ir ajustando sus normas. Las principales son que está prohibido correr o realizar entradas; solo se puede robar el balón por interceptación; y no se puede parar el balón, sino que hay que hacer controles orientados y pases. Además, para favorecer el movimiento de todo el grupo, para que cada gol sea válido todos los jugadores del equipo atacante deberán estar en campo contrario. Y si todos los jugadores del equipo defensor no están en su campo el gol encajado valdrá doble.

La intención es que en cada práctica no haya más de 14 jugadores (7 por equipo) para garantizar la calidad de las mismas. Cada sesión durará una hora y tendrá una estructura marcada con un calentamiento inicial de diez minutos con estiramientos y ejercicios de movilidad articular, el bloque del juego con dos tiempos de 20 minutos cada uno, y la denominada vuelta a la calma, con cinco minutos para estiramientos y relax. Habrá un director de juego que será el encargado de velar por el cumplimiento de las normas, pero que también se encargará de formar técnica y tácticamente a aquellas personas con menos conocimientos futbolísticos de base.

Aparte de las sesiones prácticas, se organizarán asiduamente charlas complementarias a cargo de profesionales en diferentes campos de la salud y salidas culturales para favorecer la convivencia de los participantes.

Las inscripciones para participar en esta actividad que se pondrá en marcha en el mes de marzo podrán realizarse a partir de la próxima semana en la Casa da Xuventude. Los participantes podrán elegir entre estar en dos sesiones a la semana a un precio de 20 euros al mes o en tres a 25 euros al mes, incluyendo un seguro de responsabilidad civil. Las actividades se desarrollarán los martes y jueves en horario de mañana y de tarde, y los sábados solo de mañana, en los campos del Kenyata o bien en el pabellón del colegio de Castrillón.

Compartir el artículo

stats