El Estradense ha perdido a su central titular Uriol Díaz para el resto de la temporada. El jugador rojillo fue operado en la mañana de ayer de urgencia después de romperse la rótula en el partido que su equipo disputó en el campo del Gran Peña. El defensa de Viveiro descansaba ayer tras una operación en el hospital de Santiago en la que se le colocó una placa con tornillos en la rodilla. Según las estimaciones que le dieron los médicos, no regresará al fútbol esta temporada. Su objetivo será estar listo para la pretemporada de la próxima campaña.

“La verdad es que no pensé que tuviese algo tan grave. Fue una acción fortuita, un balón dividido en un choque con un rival. No sé ni siquiera cuando me hice daño, si en el choque o después al apoyar. Tras el partido, aunque tenía algo de dolor, podía mover la rodilla y me fui a comer con mis padres y después a ver el partido de España. Fue por la noche, cuando me empezó a aumentar el dolor, cuando decidí ir al hospital y ya me dejaron ingresado”, explica.

La lesión de Uriol es una mala noticia para el Estradense al tratarse de una de las posiciones que peor cubiertas tiene. Ahora mismo solo cuenta con dos centrales específicos, Carabán y Ánder, con Mateo como solución de emergencia. El club analizará un posible fichaje.