El EDM Baloncesto A Estrada hará historia. Ha sido semanas de duro trabajo, llamando a muchas puertas y dando vueltas a sus posibilidades económicas pero finalmente el club estradense asumirá el reto y saldrá por primera vez en Liga EBA. En la jornada de hoy, último día de plazo, el equipo pondrá el aval necesario para cerrar de manera oficial el ascenso, un aval que asciende a 8.000 euros. Ese será el punto de partido de un bonito camino para el equipo pero muy exigente, tanto en el plano económico como deportivo.

En el primer caso, el peso recaerá sobre la directiva encabezada por Alfonso Sanmartín, un hombre que lleva 25 años en el cargo. Tras días dando vueltas a este ascenso, el dirigente anunciaba ayer su paso al frente, aunque prefirió aguardar a depositar el aval antes de dar una declaración oficial. En días previos, el presidente había apuntado la necesidad de duplicar el presupuesto del equipo para poder salir en EBA, para llegar a los 70.000 euros con los que deben contar para cumplir con los requisitos en cuanto a arbitrajes, desplazamientos y demás. “Vamos a tener que trabajar mucho”, se limitó a decidir Sanmartín sobre esa exigencia. Contarán con un mayor apoyo por parte de Xunta, Deputación y Concello, aunque algunas de esas ayudas llegarán a toro pasado.

Si el reto será complicado a nivel económico, el deportivo puede serlo todavía mayor. Tras conseguir el ascenso en la pista, la plantilla dirigida por David González mostró a la directiva su deseo de subir por primera vez a EBA, algo que se venían ganando con varias temporadas en la parte alta de su categoría. Ahora esa plantilla tendrá que dar un paso al frente para medirse cara a cara con grandes equipos del baloncesto nacional. En su grupo militaron este año equipos como Gijón Basket, Ule Basket León o Ávila Auténtica pero también gallegos como Marín, Porriño o el vecino Obradoiro-Silleda. Ese salto de nivel supondrá una prueba para un equipo que seguirá apostando por el mismo bloque de las últimas temporadas y que será la gran cenicienta.

David González está llamado a seguir liderando junto a Pinone el proyecto del primer equipo. No tendrá sin embargo a su lado a David Carballo “Bilba”. El director deportivo de la entidad durante los últimos años ha trasladado al club su deseo de dar un paso a un lado y, salvo cambio de última hora, la directiva tendrá que buscar un recambio para su puesto.

En cuanto a la plantilla, la idea es mantener el bloque que lleva unido varios años, aunque habrá que ver cómo se adapta a las nuevas exigencias en cuanto a los entrenamientos y desplazamientos. Se podría mirar de reforzar posiciones claves, especialmente bajo los aros, donde los rojillos pueden sufrir ante rivales con mayor altura y peso.