Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

balonmano - Primera Estatal

El Disiclín pasa página

Pablo Cacheda reconoce errores frente al Lanzarote y espera enmendarlos en Bueu

La plantilla del Disiclín durante un tiempo muerto en el partido del pasado sábado. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

La primera derrota de la temporada está siendo asimilada de forma racional en el seno del staff del Discilín Balonmán Lalín, donde todos coinciden en señalar que algún día tenía que llegar la primera. Al respecto, Pablo Cacheda señala que “lo que nos fastidia un poco es que haya sido en casa y creo que más que nada por errores propios. En general, empezamos bien y con Tomás parando mucho pero no fuimos capaces de aprovechar las situaciones que las buenas defensas nos brindaron en ataque, con muchos errores de lanzamiento sobre todo al principio y eso fue minando nuestra confianza”.

El entrenador de los del Arena también considera que, tal y como reflejó la diferencia final de goles, no existe tanta diferencia entre los suyos y el cuadro de Lanzarote: “Se vio en el marcador que no hay tanta diferencia entre los dos equipos. Los seis que estamos metidos ahora en la lucha por los puestos de arriba estamos muy igualados. Incluso ellos reconocían que este tipo de partidos son un poco una moneda al aire y dependen del día que tenga cada conjunto”, asegura. Y subraya la dificultad por las que están pasando todos los implicados en la zona alta de la clasificación en el presente campeonato. “Venimos de sufrir mucho en Gran Canaria para ganar pero creo que nos damos cuenta de que hay una serie de equipo contra los que todo pueda pasar. Se demostró este fin de semana porque al final Cañiza es capaz de ganar en Coruña, el Carballal también fue capaz de derrotar al Reconquista y el Ribadavia la semana pasada pudo vencer en Lanzarote. Somos conscientes de que es una liga difícil y muy larga. Para los equipos amateur como el nuestro es mucho más una carrera de fondo. Lo que espero es que la derrota no nos merme en la confianza. Un día malo lo puede tener cualquiera, seguimos líderes y eso nos tiene que dar confianza para trabajar y plantear el partido de Bueu como otro duelo complicado fuera de casa”, explica Cacheda.

Lesionados

Por lo que respecta a lesionados y tocados tras el encuentro con el equipo entrenado por Iñaki Malumbres, Pablo Cacheda recuerda que “Bruno tiene un esguince pero habrá que ver cómo se encuentra mañana (por hoy) y comprobar cuál es el grado de la lesión. Tenía el tobillo bastante hinchado después del partido pero él mismo decía que en el momento pensó que iba a ser más de lo que aparentaba. Y Tomás tenía una pequeña sobrecarga en la planta del pie y al final del partido también se mareó un poco pero después se recuperó. Y Pachi acabó bien y tampoco quise cargarle de minutos”. De todas formas, todas estas apreciaciones deberán ser revisadas durante una semana en la que los del multiusos Lalín Arena volverán al trabajo para intentar regresar a la senda de la victoria en el Pabellón Pablo Herbello de Bueu el próximo fin de semana de competición.

Compartir el artículo

stats