02 de mayo de 2019
02.05.2019
fútbol - Juvenil

Juveniles de campanillas

Los pupilos de Javi López consiguen el ascenso a Nacional con un empate en A Coruña

02.05.2019 | 01:26
Los juveniles de la EF Lalín festejan ayer el ascenso en los vestuarios del San Pedro de Visma 2.

Los juveniles de la Escola de Fútbol Lalín consiguieron ayer en tierras herculinas el ascenso matemático a Liga Nacional. El equipo que dirige Javi López empató a un tanto con el Victoria B en su feudo del San Pedro de Visma, lo que les permite alcanzar la nueva categoría a falta de tres jornadas para la conclusión del torneo. El solitario tanto de Joseph al borde del descanso fue contrarrestado por Isma cuando sólo quedaba un minuto para el final de la contienda.

La Escola de Fútbol Lalín tendrá la próxima temporada un equipo juvenil en Liga Nacional. Los de Javi López necesitaban ayer empatar para ascender matemáticamente, y eso fue lo que hicieron en su visita al feudo del Victoria B coruñés, con el que empataron finalmente a un gol. El choque careció de intensidad, tal y como reconoció el técnico rojinegro al final de la contienda. Javi López también señaló que el de ayer es un "punto que sabe realmente a poco ya que el equipo necesita la victoria el próximo sábado en el Cortizo ante el Atlético Arteixo para ser campeones y poder celebrarlo en casa con la gran cantidad de aficionados que acompañaron al equipo durante toda esta temporada".

Los lalinistas formaron ayer en campo 2 de San Pedro de Visma con un XI formado por Uxío, Marco, Adrián, David, Francisco, Eloy, Juan, Joseph, David, Martín y Álex. Javi López dio entrada en la segunda mitad a hombres como Gavieiro, Iker, Catalin, Cagide y Xabi. Joseph fue el encargado de abrir la lata a los 44 minutos de juego, cuando más y mejor estaban jugando los de Lalín sobre la hierba sintética coruñesa. Los locales lograron igualar el choque en el minuto 89 con un gol firmado por Isma, que dejó en tablas el resultado, suficiente para que el cuadro rojinegro pudiera festejar primero el ascenso sobre el propio terreno de juego formando una rueda en el centro del campo y, después, con la consabida ducha al cuerpo técnico en el interior de los vestuarios del campo herculino. De todas formas, si todo va como parece, será este sábado cuando los festejos alcanzarán un mayor nivel con la más que probable consecución del título liguero delante del Arteixo.

Los de Javi López han firmado hasta el momento una temporada casi impecable, con sólo un par de despistes de los que supieron reponerse rápido. Con un balance de 22 victorias, siete empates y únicamente dos derrotas, los rojinegros aventajan ahora al segundo clasificado, el O Val, en nueve puntos, mientras que están a 11 por encima del Bergantiños. Ahora toca pensar en alzar el trofeo de campeón de liga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook