El derbi de la ría de Arousa de rugby se quedó en el lado sur. Os Ingleses atropellaron al equipo de Barbanza en un encuentro que acabaría con el resultado de 94-0 a favor de los vilagarcianos. Los de Rianxo llegaron a Fontecarmoa con ganas de plantear batalla, sobre todo, porque muchos de sus jugadores han pasado por Os Ingleses. A pesar de lo abultado del marcador, los de Rianxo siempre lo intentaron, aunque sin éxito.

Los vilagarcianos se entonaron muy pronto con un ensayo en el minuto 1 que abriría el marcador con el que acabarían obteniendo bonus. Más allá del resultado y de los cinco puntos obtenidos, el partido sirvió para hacer algunas pruebas con jugadores en posiciones poco habituales y con resultado bastante satisfactorio. No en vano, el resultado sirve para demostrar la versatilidad de una plantilla que se está sabiendo adaptar a las lesiones. De hecho, el equipo vilagarciano perderá a Abel varios meses después de sufrir una luxación de hombro de la que será operado esta semana. Esa fue la noticia negativa del encuentro, pero en el lado positivo queda el regreso al campo de Morris tras recuperarse de una grave lesión, que le obligó a un proceso de recuperación muy duro. Esa recuperación la culminó con un ensayo escasos instantes después de entrar en el campo.

Por Os Ingleses jugaron Maverick, Xian, Piranha, Ángel, Hache, Padín, Fran, Gambita, Jairo, Ice, Biris, JJ, Ricardo, Abel, Wichi. También jugaron: Ro, Morris y Sam