Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

multideporte - categoría

Ante la asfixia por el cese de actividad

La paralización de la competición autonómica deja a muchos clubes en quiebra técnica

A partir de mañana el deporte padecerá la situación más compleja que se recuerda. |  // I. ABELLA

A partir de mañana el deporte padecerá la situación más compleja que se recuerda. | // I. ABELLA

La decisión adoptada por el Comité Clínico de la Xunta de suspender todas las competiciones deportivas de ámbito autonómico ha supuesto un nuevo e importante varapalo para todos los clubes de la comarca. La decisión también afecta a la dinámica de los entrenamientos grupales, pues pasan a quedar limitados a solo cuatro personas o, directamente, al plano individual.

Tras verse obligados hace escasos meses a cumplir los exigentes requisitos para poder desarrollar la actividad, la sensación generalizada entre los clubes de O Salnés es que se les ha culpabilizado del aumento de casos en este mes de enero. Una subida en el número de positivos que se corresponde con la época navideña en la que, curiosamente, la gran mayoría de las competiciones deportivas autonómicas estuvieron paradas.

Sin fecha límite para la recuperación de la actividad en los parámetros actuales, son muchos los clubes que se ven abocados a una drástica reducción de su volumen de trabajo. El proceder de la mayoría de entidades ha sido el de realizar una consulta con los padres de sus integrantes para pulsar el ánimo a seguir entrenando, nunca compitiendo, en grupos tan reducidos.

A ello hay que añadir la imposibilidad de disponer de más horas de instalaciones municipales para poder atender una dinámica en la que la reducción de grupos choca de manera frontal con los recursos de los que dispone cada club. Por si fuera poco también entra en juego el toque de queda a las 22.00 horas, un hecho que minimiza aún más la capacidad de maniobra de cada entidad.

En la tarde de ayer, las directivas de las entidades comenzaron a preparar el terreno respecto a la entrada en vigor de la nueva restricción. Un hecho que se producirá mañana jueves, lo que limita aún más el tiempo de planificación y respuesta de las entidades.

En cuanto al baloncesto, clubes como el CLB, Xuven o CB Vilagarcía, todos ellos con equipos en primeras ligas autonómicas, ven como todo el esfuerzo realizado para competir se ha convertido en baldío a tenor de la decisión adoptada por la Xunta. Para más inri, el CLB ha decidido suspender todo tipo de actividad hasta el próximo martes, día en el que se volverá a reunir el comité clínico de la Xunta.

Lo mismo sucede con el arranque previsto para la competición de fútbol autonómico. La Federación Gallega había fijado el inicio de la Preferente, así como del fútbol base, con el respaldo de más de 4.000 licencias. Una tentativa que ahora vuelve a quedar absolutamente congelada ante el avance de la pandemia.

El Arosa, uno de los clubes que había puesto a entrenar ya a sus equipos de categorías inferiores, se ha visto obligado también a suspender toda actividad de base solo una semana después de su inicio tras diez meses de inactividad. Una nueva realidad que pone a muchos clubes al borde del precipicio.

Solo continúan las ligas de ámbito nacional

La norma de paralizar la competición no afecta a las categorías de ámbito nacional. Dentro del espectro de actividad en la comarca, el fútbol de Tercera División y Primera femenina, la Liga Femenina-2 de baloncesto y la División de Plata femenina de balonmano, supone que se pueda seguir observando deporte. De este modo, Ribadumia, Arosa, Cortegada, Arousana, Umia, Viajes Interrías y Asmubal son los clubes que no verán alterada su normalidad. Incluso en el caso del Arosa, su juvenil también podrá seguir compitiendo al militar en Liga Nacional. De lo que no se libran es del toque de queda, por lo que sus entrenamientos y partidos deben terminar antes de las 22.00 horas.

Entre la resignación y la incomprensión

La medida adoptada ha creado sensaciones de todo tipo en la comunidad deportiva. Algunos de sus integrantes recuerdan que el deporte se ha demostrado en estos meses como una actividad segura e incluso necesaria para la higiene física y mental de los jóvenes. En la misma línea se expresan aquellos que no entienden como se les planteó la posibilidad de competir por parte del gobierno autonómico para ahora, con todo en marcha, volver al punto de partida. También existe la postura de aquellos que se reafirman en su decisión de haber renunciado ya antes a competir.

Compartir el artículo

stats