Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol - Tercera División

Con el propósito de fortificar A Lomba

El Arosa recibe al Atios (17.00 horas) con el ánimo de asentarse en la primera plaza

Los vilagarcianos quieren sacarse la espina de las dos derrotas que suman como locales. | // NOÉ PARGA

El Arosa vuelve a A Lomba (17.00 horas), lugar que se ha convertido en la asignatura pendiente en este arranque de competición tras cosechar allí sus dos únicas derrotas hasta la fecha. Con el propósito de hurgar en la herida, llega un Atios que está mostrando un buen rendimiento que, además, adquiere una mayor notoriedad tratándose de un equipo debutante en la categoría.

A Rafa Sáez no le sorprende en exceso ese buen arranque de los de José Tizón. En opinión del entrenador local, “han fichado muy buenos jugadores y es un equipo bien construido que trae una inercia muy buena de Preferente. Están en buena dinámica y han logrado empatar sin goles en un campo tan complicado como el Arenteiro, que es un resultado que da muestras de su competitividad”.

En la convocatoria del Arosa la duda está en la presencia de Pedro García. Después del golpe recibido ante el Pontellas en la cabeza del peroné, las molestias no han remitido a lo largo de la semana. Un hecho que le obligó a no poder completar alguna de las sesiones y lo más probable es que no pueda estar entre los disponibles. El que no estará es Jorge Fajardo, todavía lejos de la recuperación total de su lesión de tobillo.

Sobre la irregularidad mostrada por el equipo como local, Rafa Sáez quita hierro al asunto, “a medida que haya más partidos se podrá sacar una conclusión más positiva. Espero que con el paso de los partidos esa actual línea de resultados en A Lomba se convierta en una anécdota por lo que creo que no hay que hacer saltar ninguna alarma más que la que va en las ganas del equipo por revertir esa situación”.

Con unos excelentes números en lo defensivo, la base de una posible victoria ante el Atios pasa para el técnico arlequinado por “tener la tranquilidad suficiente para poder jugar un partido a largo plazo. No acelerar mucho el partido queriéndolo ganar en los primeros momentos. La clave es la paciencia para gestionar el guión del partido y buscar los tres puntos. Va a ser un rival muy difícil porque es un equipo fuerte en lo defensivo, un rival hermético y ante al que va a haber que tener mucha paciencia para trabajar el partido en cada momento”.

También en la individual tiene nombres a destacar Sáez en su rival como Adrián Mouriño o Mintegui del que subraya que “es un jugador muy bueno en las transiciones, que corre muy bien a los espacios, que es potente y que te obliga a estar muy atento en todos los aspectos para que no nos sorprenda el partido y de alguna manera, saber enfocarlo”.

La importancia de los tres puntos tampoco escapa al análisis de Sáez al señalar que “estamos de primeros, pero este año hay una liga oculta porque estás obligado a mirar también a lo que pasar en el grupo norte aunque no puedas intervenir. Sumar de tres es capital para sumar con rivales directos y los que no lo son”.

Difícil papeleta en O Barco para el Ribadumia

El Ribadumia tiene hoy en Calabagueiros el objetivo de demostrar que ha dado un paso adelante en la búsqueda del equilibrio necesario para mejorar sus resultados. A esa facilidad habitual para generar fútbol ofensivo, los de Luis Carro son conscientes que, al menos esta tarde ante el Barco, tienen que poner más dificultades al rival para llegar a su portería. Luis Carro no pasa por alto que “hablamos bastante de lo defensivo y todos somos conscientes es una cuestión de todos desde la estructura o el posicionamiento, creo que es una cuestión más de contundencia. No quisimos tampoco darle muchas vueltas porque todos sabemos en qué tenemos que dar un paso”. No es el único motivo de preocupación la defensa en los de A Senra puesto que las bajas vuelven a ser un problema añadido. Solo dispone Carro de trece jugadores de campo a los que añadirá a dos juveniles para poder armar un poco más la convocatoria. En esas condiciones tocará visitar a un rival al que el técnico aurinegro califica de “muy determinante en zona ofensiva, futbolistas con un nivel altísimo en la categoría. Se le mete muy poco en las quinielas, pero es un equipo para pelear por todo. Con un campo de buenas dimensiones y con futbolistas de mucha calidad para pelear por el ascenso. Iremos con bajas atrás, pero vamos a intentar juntarnos. Sabemos que va a ser difícil, pero si algo tenemos claro es que seguro que acabaremos generando situaciones de gol”.

Compartir el artículo

stats