18 de noviembre de 2019
18.11.2019

El Arosa mantiene su racha positiva

Los arlequinados no entraron bien en el partido, pero supieron adaptarse al estado de O Espiñedo e igualar la contienda gracias a un penalti - Los de Rafa Sáez suman nueve jornadas sin perder en la liga

18.11.2019 | 02:14
Pedro García despeja un balón ante Wadir durante el encuentro disputado ayer en el campo de O Espiñedo. // Carlos Peteiro

Aunque cede distancia con los equipos que ocupan posición de play off de ascenso, el Arosa sumó su novena jornada consecutiva puntuando en un partido que no resultó fácil. Los de Rafa Sáez se encontraron con un campo, el de O Espiñedo, en un pésimo estado de conservación, una dificultad que se vio incrementada con el tempranero tanto en contra del Arenteiro, anotado por el vilagarciano Jorge Fajardo. Pese a ello, los arlequinados pelearon para conseguir, al menos, un punto, algo que acabarían obteniendo gracias a un tanto de Pedro Beda de penalti cometido sobre Javi Otero.

No entró bien el Arosa en el encuentro, que se encontró con un rival con defensa de cinco que se le atragantó desde el primer momento. Tal fue así que los de O Carballiño se ponían por delante en el minuto 2 gracias a un disparo lejano ante el que nada pudo hacer Manu Táboas. El Arosa encajó el golpe y se lanzó a por la igualada, algo que no resultó sencillo en un campo tan pesado, muy blando y bastante irregular. Dos centros en el minuto 12, el primero de Cotilla y el segundo de Adrián, no encontraron un rematador claro, pese a haber varios jugadores arlequinados en el área y con el portero local superado. La siguiente ocasión fue para Jorge Sáez, que finalizó alto, mientras Pedro Beda fallaba en el 26 una ocasión que no suele errar. Fue en un centro de Cotilla, en el que el balón le quedó franco en el área pequeña, pero el arlequinado quiso controlar en lugar de rematar de forma directa y los defensas lo evitaron. Cuatro minutos después, en un saque de banda, una prolongación desde el primer palo se paseo por la línea de cal de la portería que defendía Rui sin que nadie acertase a embocarla.

Aunque el Arenteiro optaba por defenderse del empuje del Arosa, también tuvo en sus manos anotar un segundo tanto que habría sido una losa muy pesada para los vilagarcianos. Fue en el minuto 40 y con el vilagarciano Jorge Fajardo de protagonista. Este filtró un pase interior a Ross, pero el centrocampista ourensano cruzó en exceso el balón ante Manu Táboas.

Conscientes de que el partido se escapaba, los jugadores del Arosa salieron en la segunda mitad con el objetivo de igualar la contienda. El dominio con el que se plantaron sobre el césped de O Espiñedo acabaría encontrando recompensa, cuando un defensa derribaba a Javi Otero en el interior del área. Pedro Beda cogió el balón y no falló desde los once metros, anotando la primera pena máxima que se le pita a los arlequinados en esta temporada.

Lejos de levantar el pie del acelerador, el Arosa siguió buscando otro tanto que les diese los tres puntos y tuvieron el segundo en una internada de Cotilla por la banda izquierda. El lateral centró al segundo palo, donde Pedro Beda se la cedió a Jorge Sáez que, con todo a su favor, acabó por los suelos presionado por dos centrales. El árbitro, en esta ocasión, dejó seguir el juego pese a las protestas de los visitantes.

Poco a poco, el encuentro se fue equilibrando, con un Arenteiro que dio un paso al frente para coger aire y un Arosa cuyas embestidas ya no eran tan incisivas. Eso permitió al Arenteiro gozar de una ocasión muy clara para llevarse los tres puntos. Fue en el minuto 77 en una gran jugada de Wadir, que le ganó la partida a los centrales visitantes y dejó solo en el área a Jony, pero este no consiguió superar a Manu Táboas, que tapó muy bien las opciones de disparo del delantero del Arenteiro. Al Arosa le tocó sufrir en los últimos minutos, pero consiguió, sal menos, regresar con un punto en su casillero.

Partido Alondras

Ayer también se clarificó una de las incógnitas que había en la casa arlequinada, el lugar donde se va a jugar el partido contra el Alondras del próximo domingo. Tras descartar Baltar por el delicado estado del césped, el encuentro se disputará en el Salvador Otero de A Illa. Las buenas relaciones del Arosa con el Céltiga han permitido encontrar una solución satisfactoria, ya que las dos opciones que se barajaron después de Baltar, los campos de Vilaxoán y Cordeiro, no convencían mucho al cuadro arlequinado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas