Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

España coloca tres barcos en la cabeza de 420

Arranca el Campeonato de Europa Junior de Vela ä Los gallegos todavía cuentan con posibilidades

La regata europea de 420 y 470 echa a andar en aguas de Arousa. // Iñaki Abella

La regata europea de 420 y 470 echa a andar en aguas de Arousa. // Iñaki Abella

Arrancaba ayer la competición en el Campeonato de Europa Junior de Vela, en una jornada protagonizada por la lluvia, con vientos de 14 a 200 nudos, según el momento del día.

España lo hacía colocando tres barcos de la clase 420 entre los diez primeros clasificados, confirmando su papel de favorita. Los baleáricos Conrad Caspar y Fernando Rodríguez (CN s'Arena), vigentes campeones de la clase 420, saldaron bien el día con un primer puesto y un quinto en el grupo amarillo, que les hizo acumular seis puntos que les convierten en líderes provisionales, seguido por los israelíes Tal Sade y Noam Homeri en segunda posición, y los helenos Odysseas Apanakis y Konstaninos Michalopoulos en la tercera plaza.

Eso sí, tras la primera jornada entre los favoritos, no figuran los flamantes campeones del mundo absolutos, el vigués Martín Wizner y el poiense Pedro Ameneiro (RCN Vigo), que tuvieron un mal inicio (puesto 18), paliado después con una octava plaza en su grupo azul, lo que que les ha llevado a la posición 21.

De los mejores en el reciente Mundial juvenil de Gdynia, solo el barco israelí, bronce en Polonia, funcionó. Los italianos, Demetrio Sposato y Gabriele Centrone (plata), los británicos Haydn Sewell y William Heathcote (cuartos) y los gallegos Wizner y Ameneiro (quintos) regresaron al Centro Galego de Vela con resultados discretos en este arranque.

Los que sí han comenzado fuerte son los vigentes campeones de Europa sub-17, el vilagarciano Jacobo Díaz y el coruñés Toni Ripoll (RCN Sanxenxo), que firmaron un tercero y un séptimo en el grupo azul, el mismo de Sade y Wizner, para situarse cuartos en la general Open (10 puntos).

Lo suyo ha sido gran salida y buenas decisiones durante la regata. Todo lo contrario que Wizner y Ameneiro, que tuvieron un día gris. Por su parte las griegas Melina Pappa y Maria Tsamopoulou comandan la clasificación femenina (13 puntos, 10-3), desde el octavo lugar de la general absoluta.

En sub-17, festival español. Los lanzaroteños Alberto Morales y Miguel Bethencourt (RCN Arrecife), con 8 puntos (1-7), y las baleares Neus Ballester y Andrea Perelló (CN Sa Rápita), con 8 (6-2), pelean por arriba con los italianos Oscar Pousché y Luca Coslovich (9, 6-3).

Clase 470

En la clase 470, con solo dos jornadas clasificatorias, la flota navegó en el área Alfa, más próxima a Vilagarcía (al sur del islote de O Con y de las islas Malveira), con dominio de las germanas Theres Dahnke y Birte Winkel (Plauer Wassersportverein e.V./Schweriner-Yachtclub) en categoría femenina (1-1-1, 2 puntos al entrar el descarte), con once barcos, junto con los franceses Jerome Demange y Luc Guimbertaud (85034 CNHR), con otro triplete de victorias en la general masculina y mixta de 48 unidades.

Precisamente en categoría mixta, novedad este año, los británicos Vita Heathcote y Ryan Orr van líderes (5-1-7) con 6 puntos al descartar su tercer y último resultado del día. Muy cerca, los suizos Chiara Valenti y Jann Schüpbach (Basler Segelclub/TYC), que suman 8 puntos (3-UFD-5), seguidos de la pareja italiana María Vittoria Marchesini y Bruno Festo (Società Velica di Barcola e Grignano/LNI Mandello), que han sido campeones del mundo de edad junior este mismo mes en Portoroz (Eslovenia), tras su triunfo en el Golfo de Trieste.

Marchesini y Festo cuentan con 10 puntos y han ido de menos a más a lo largo de la jornada, obteniendo un 10-7-3, descartando así su peor resultado.

La flota anfitriona deberá esperar pues a un mejor día. Fuera del Top 20 entre la flota masculina y mixta, sin opciones tampoco en la clasificación femenino, la jornada resultó tan aciaga como el del 470 turco de Dario Deniz Ergün y Toprak ?engüller, que tres horas después de salir del Centro Galego de Vela, regresaban a la rampa de O Cavadelo sin haber disputado ni la primera ni la segunda prueba por problemas diversos antes de la navegación.

Compartir el artículo

stats