La Real Sociedad puso fin a cinco jornadas como líder de LaLiga al empatar sin goles ante el Valencia en un partido nada vistoso en el que le faltaron las ideas de otras noches y en el que sobraron las tarjetas, con Aritz Elustondo expulsado y 11 amonestados.

José Bordalás lo tenía muy claro, aguantar atrás y desgastar a los donostiarras hasta que incurrieran en algún error del que pudiera sacar provecho el Valencia, pero los locales se mostraron finos y al equipo che le tocó correr detrás de balón.Entraron Oyarzabal y Maxi Gómez, para cambiar el signo del partido, pero la falta de ritmo les pasó factura y los cambios no tendrían trascendencia en el desarrollo del choque.

Isak sí aprovecharía la mayor vigilancia sobre Oyarzabal, que le daba más libertad, para apurar al Valencia en una jugada en la que se quedó solo ante Cillessen, intentó definir con una acción de dibujos animados y la Real perdió la gran ocasión para adelantarse en el marcador.