La Unión Deportiva Ourense sigue en puestos de descenso a pesar de pelear en Cantarrana, en donde los rojillos se medían al Viveiro, un equipo con el que ya habían tenido complicaciones en O Couto.

Tuvo la primera clara el conjunto local, pero se encontró con Atanes logrando evitar el peligro. A partir de ahí un juego sin ocasiones hasta pasado más de la mitad del primer tiempo, cuando aparecieron Hugo García, con un cabezazo que salí afuera; y 30 segundos más tarde la ocasión más clara de la UD Ourense. Raúl Melo se quedaba en un mano a mano con Manu Cedrón, pero el guardameta sacó los guantes a tiempo. Lo volvió a intentar en una segunda ocasión pero esta vez se encontraba con la defensa local.

La primera parte se saldó sin estrenarse el marcador, y con una Unión Deportiva Ourense que veía como la segunda parte jugarían únicamente con diez jugadores tras recibir Champi dos amarillas.

A pesar de las buenas sensaciones de la UD Ourense, a los 5 minutos de la reanudación apareció el gol por parte del Viveiro. Un error de los visitantes dejaba un balón fácil para Asier, quien lo transformaba en tanto mediante un disparo raso cruzado que acertaba en la meta de Atanes. Los unionistas no se vinieron abajo y 10 minutos más tarde obtenían respuesta a su esfuerzo, una falta ejecutada por Alfredo se in¡ba a córner, lo recogía Viti de un cabezazo y traspasaba a Cedrón. 

Tuvo la de la sentencia Carlos de Dios pero no hubo acierto. Empate meritorio tras haber jugado en desventaja numérica.