01 de marzo de 2020
01.03.2020
baloncesto en silla de ruedas - División de Honor

Una remontada que vale oro

El Iberconsa certifica su permanencia gracias a su trabajado triunfo en Vitoria

01.03.2020 | 03:38
Sandoval presiona a un jugador rival, en un partido en el Pablo Beiro de Bouzas. // José Lores

El Iberconsa Amfiv reaccionó tras el descanso para imponerse en su visita a Vitoria al Fundación Vital Zuzenak y asegurar así ya de forma matemática su continuidad en la máxima categoría nacional de BSR la próxima campaña y, además, finalizar la temporada entre los ocho mejores equipos de la División de Honor. Agustín Alejos, que sigue en la buena línea mostrada en la recién disputada Copa del Rey en la que fue el máximo anotador, completó otro gran partido y no sólo volvió a ser el máximo encestador (31 puntos) sino que, además, demostró un alto nivel en el manejo de la silla y generó juego para el resto de sus compañeros.

Pese a todo, el Iberconsa Amfiv tuvo que sobreponerse a una mala primera parte, en especial a un segundo cuarto en el que los vigueses adolecieron de falta de intensidad en defensa y permitieron a sus rivales conseguir posiciones cómodas y segundas y terceras oportunidades para anotar. Además, los desajustes defensivos fueron una constante, de la que el máximo beneficiado fue Gonzalo Requeta, quien al descanso ya llevaba 10 puntos en su casillero particular, precisamente la misma renta con la que se marchaba a los vestuarios el Fundación Vital Zuzenak (39-29, min.20).

La charla con César Iglesias en el descanso sirvió para que los jugadores vigueses aclarasen ideas y regresasen a la pista con otra actitud. Alejos empezaba a encontrar apoyos en las tareas ofensivas. El mexicano Salvador Sandoval, que al descanso llevaba 8 puntos, lograba otros 14 en la reanudación para ayudar también a que los suyos, apoyados en el buen trabajo y la intensidad de Vilas y, sobre todo, una Shelley Cronau que transmitió su agresividad defensiva al resto de sus compañeros, pudieran dar la vuelta al marcador ya al final del tercer cuarto (48-53, min.30).

El Iberconsa Amfiv había regresado al partido a través de la defensa. El buen trabajo atrás había permitido al conjunto de César Iglesias correr y, poco a poco, meterse en el encuentro. El británico Lewis Edwards, la pieza que faltaba, anotó una serie de buenos lanzamientos y otro par de canastas al contragolpe para terminar de inclinar la balanza del lado vigués. El Zuzenak sufría ahora ante la buena defensa viguesa, que únicamente permitió anotar 17 puntos a los vitorianos en toda la segunda parte, y veía cómo el partido se le escapaba porque, además, el Iberconsa no bajaba el ritmo y aprovechaba el paso de los minutos para aumentar cada vez más su renta hasta el 56-71 final.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook