Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mundial vaurien

Laura Llópiz: "Tuvimos que entender el lago y adaptarnos a los vientos racheados"

"Se ha avanzado bastante en la visibilización del fútbol femenino"

Laura Llópiz (i.), junto su compañera Angela Brandsma. // FdV

Laura Llópiz (i.), junto su compañera Angela Brandsma. // FdV

Laura Llópiz (Vigo, 1991) vuelve a ser campeona del mundo femenina en Vaurien luego de hacerse con el oro en el Lago di Como, en Lombardía (Italia), junto a Angela Brandsma. Lo había sido del 2010 al 2013, y nuevamente en 2018.

-¿Cuál es su valoración del campeonato?

- Veníamos con objetivos diferentes respecto a otros años porque eran un barco nuevo y una patrona nueva, y aun así ganamos. Estamos muy contentas.

-¿Cuál fue la mayor dificultad?

- Era mi primera vez en Lombardía y no estaba familiarizada con el lago. Además, nos enfrentamos a un viento muy racheado, con muchos cambios. Nos costó adaptarnos a esta situación y entender el lago. De repente podías verte de primera como de penúltima.

- Sus comienzos en el mundo náutico se producen a los 12 años.

- Empecé a navegar en modalidad cadete en el Club Náutico de Vigo. Me gustaba mucho el fútbol pero no había ningún campo al que me pudieran llevar mis padres. Así que un día, pasando por el Náutico, vi las embarcaciones y me dije: "Oh, yo tengo que probar esto". Nadie de mi familia había hecho antes vela y más tarde acabé animando a mi prima Lucía Llópiz.

-¿Se puede ganar un campeonato y salir descontento por el trabajo realizado?

-Puede ocurrir. Por ejemplo, valoro bastante el Campeonato de Eslovaquia que hice con mi prima. Aunque no ganamos el absoluto -era en un escenario muy complicado con muy poco viento-, lo hicimos bastante bien. El de Alemania, sin embargo, lo ganamos pero fue un campeonato más sencillo, no tuvimos a nadie muy bueno cerca y tampoco tuvimos la impresión de navegar perfectamente.

- ¿Aprende más de los errores o de los éxitos?

-Aprender de los errores es importante. En el Campeonato de Polonia íbamos con el objetivo de llegar al podio y eso nos hizo aprender de un montón de errores. Sobre todo, nos ayudó a valorar más los descansos entre los entrenamientos, lo cual fue fundamental para el año conseguir el podio.

- Decidió postularse junto a su prima a los JJOO de 2016.

-Lo pensamos, pero no pudimos hacer tripulación. Ahora no me planteo los del 2020. Me centro más en mi trabajo, soy profesora, y eso requeriría dedicación a tiempo completo.

- También es futbolista en el Pontecaldelas, ¿cómo hace para compaginar?

-Con una buena organización y haciendo lo que me gusta.Eso sí: con sacrificios.

-¿Cómo valora la cobertura que tuvo la edición del Mundial de fútbol femenino este año?

-Muy positiva. Mucha gente pudo realmente informarse de las jugadoras, lo cual era impensable hace unos años. Antes una niña podía jugar en la playa al fútbol y la gente se le quedaba mirando. Se ha avanzado bastante en la visibilización del fútbol femenino.

- Vigo acoge en 2021 la 60 edición del campeonato de Vaurien, ¿Está entusiasmada?

- Empezaré a prepararme nada más llegar a Vigo. Un Mundial en casa no se puede perder nuca.

Compartir el artículo

stats