19 de mayo de 2019
19.05.2019

Víctor Senra entra en el olimpo del Rías

El piloto de Dumbría, a los mandos de un Citroën C3 R5, se alza con la victoria con 21 segundos de ventaja sobre el piloto de Gondomar Alberto Meira

19.05.2019 | 03:35

La 53 edición del Rallye Rías Baixas estrena ganador después de la victoria lograda en el día de ayer por el piloto de la Escudería Yacar Racing Víctor Senra. El de Dumbría le sacó 21 segundos de ventaja a Alberto Meira, mientras que la tercera plaza fue para el portugués Ricardo Costa.

El rallye estaba llamado a una lucha entre Senra y Meira, sobre todo tras los dos primeros tramos de la mañana de ayer. El Citroën C3 R5 de Senra hacía el primer scratch de la mañana en el tramo Vigo-Alba, con doce segundos de ventaja sobre Meira y 17 sobre Ricardo Costa. Una primera posición que le servía al de Dumbría para recortar la desventaja de los dos tramos del viernes y colocarse a 8 segundos al comienzo de la jornada.

En la primera pasada por el tramo Gondomar-Porriño, el scratch fue esta vez para Meira, que le sacó tres segundos a Senra, con lo que ampliaba su ventaja a los 12 segundos. Sin embargo todo comenzaría a cambiar en la primera pasada por Salceda, en donde Meira hizo un trompo al poco de salir, perdiendo al final de tramo 19 segundos sobre Senra, que había hecho el mejor tiempo.

Así las cosas, el de Dumbría daba un salto en la clasificación y se colocaba en primer posición con 7 segundos de ventaja sobre Meira, y 20 sobre Iago Caamaño sobre su Ford Fiesta RS.

Volvía el duelo entre los dos primeros pilotos en la segunda pasada por el tramo Vigo-Alba, con un Víctor Senra que tenía mejor ritmo, consiguiendo ampliar la ventaja en 2 segundos más, con lo que lideraba la prueba con casi 10 segundos de ventaja.

Los problemas para Alberto Meira no se quedaron únicamente en ese trompo en Salceda, ya que continuaron en la segunda pasada por Gondomar-Porriño, en donde perdía trece segundos y veintiocho en la segunda pasada por Salceda. El Citroën DS3 R5 se había quedado sin fuerza y hasta que detectaron un problema en una brida no pudieron volver a tener ritmo. El problema era que había perdido casi 52 segundos, y tan solo quedaban tres tramos para finalizar el rallye, por lo que poco menos que todo estaba visto para sentencia.

Por detrás tampoco había presión, puesto que Iago Caamaño y Ricardo Costa no eran capaces de seguir el ritmo del coruñés, y a falta de esos tres tramos estaban a 55 y 58 segundos respectivamente.

Con el rallye en el bolsillo, Senra cuidó la maquinaria en los tramos finales de la prueba. Meira maquilló la desventaja final haciendo los tres últimos scratchs, para dejar la diferencia final en 21 segundos. Una situación que podrían haber sido diferente de no haber tenido esos problemas mecánicos. Una vez más destacar la masiva afluencia de aficionados a los tramos, que se divirtieron de lo lindo con las evoluciones de los coches.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

El fútbol, motor de la economía

En Galicia el fútbol generó un impacto equivalente al 1,14% del PIB autonómico, hasta los 675 millones de euros al año.