06 de mayo de 2019
06.05.2019
VELA

El Aceites Abril se lleva el Trofeo Repsol

El Okofen de Javier de la Gándara se hizo con la Copa LusoGalaica de Monotipos J80 y el Bouvento venció en la competición de los Fígaros

06.05.2019 | 15:03
La tripulación del Aceites Abril, en la entrega de trofeos, en el Monte Real Club de Yates de Baiona. // Virxi Barandela

Finalizó con gran éxito de participación y la máxima rivalidad en el agua el Trofeo Repsol del Monte Real Club de Yates.
El Aceites Abril de los hermanos Luis y Jorge Pérez Canal logró sentenciar la competición resolviendo con maestría la última prueba en disputa y metiéndose en el bolsillo todos los títulos a los que podían aspirar.

Los ourensanos acabaron siendo los mejores de su clase, la ORC 1, y los mejores también en la clasificación conjunta de los ORC 1 y 2. Se impusieron al Bosch Service Solutions, de Canido, que quedó segundo de ORC 1; y el Grupo Santorum & Martínez, de Riveira, que logró el bronce.

Menos reñida estuvo la primera posición de los ORC 2, en el que el oro fue a parar a manos del Unus de Luis García Trigo que, luciendo grímpola del Monte Real Club de Yates, firmó cuatro primeros puestos en las cuatro pruebas disputadas. La plata y el bronce se la llevaron el Nahela de Victor Álvarez (Club Deportivo Alagua) y el Albarellos de Fernando Rey (CN Portonovo).

La otra victoria clara del trofeo se dio en la clase J80, en la que este año había un nuevo título en juego, el de la Copa Luso-Galaica de Monotipos J80. El favorito a priori no defraudó y Javier de la Gándara elevó al Okofen a lo más alto de la clasificación. El Namasté de Luis de Mira y el Cansino de Fernando Yáñez quedaron segundo y tercero.

Finalmente, en la clase Fígaro, el vencedor de la 42º Regata de Primavera del Monte Real fue el Bouvento de Luis Alcázar. El Ladeira de la baionesa Genoveva Pereiro y el Serralleiras de la madrileña Elena Raga completaron el podio de ganadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mi equipo tiene la mejor afición

La afición es uno de los elementos clave para los equipos. Los aficionados sienten los colores y el escudo igual que los propios jugadores