03 de marzo de 2019
03.03.2019
balonmano - División de Honor femenina

El Mecalia Guardés cae en depresión

Las de Prades suman su tercera derrota consecutiva y son quintas, con 21 puntos

03.03.2019 | 03:49
Las jugadoras del Mecalia tratan de impedir el lanzamiento de María Palomo, ayer en A Sangriña. // Tamara Alonso

Treinta y cinco minutos y veintitrés segundos tardó el Guardés en alcanzar en el marcador al Alcobendas (14-14). Es un dato que refleja el bajo momento de juego que atraviesa el Mecalia Guardés, que ayer sumó ante el Alcobendas su sexta derrota de la temporada, tercera de manera consecutiva. Las locales se mostraron incapaces de rematar a un conjunto que hasta la fecha solo había ganado un partido. El planteamiento de Cristina Cabeza y las ganas de sus jugadoras hicieron que el Alcobendas se volviese a acercar en el marcador (min.55, 23-23) y llevar los últimos minutos del partido a una locura que explotó en júbilo para las visitantes.

Tras unos minutos iniciales de nervios por ambas partes, la primera línea Teresa Francés puso por delante al Alcobendas en el minuto 3:25 desde los 7 metros. Antes, el Guardés ya había desperdiciado hasta tres lanzamientos. Bajo palos, Carratú sumaba su segunda parada y, por fin, Buforn estrenaba el casillero para las locales (min. 5, 1-1). Varias acciones acertadas de las de Cabeza y la renta se iba a los dos goles (1-3). Bravo no fallaba desde su esquina y en el otro área el 6.0 local ya se empezaba a mostrar lento e inseguro.

Al tiempo que la capitana Estela Doiro firmaba a su primera diana, Prades ya comenzaba en la banda a estudiar sus rotaciones -hubo minutos para todas, a excepción de Rosario Urban y Meriem Ezbida-.

El Alcobendas era mucho más rápido que las gallegas y elevaba su renta a los tres tantos con goles de Palomo y Moreno. Tras un intercambio de goles llegaba la primera exclusión para Carla Gómez, momento en el que Prades detendría el partido por primera vez.

Tras este parón, tuvieron sus primeros minutos Egozkue y Kurchankova, a las que sumaría Méndez poco después. También Carratú, poco acertada, dejaba su sitio a Estela Carrera, pero nada parecía intimidar al Alcobendas. Ni la exclusión de Moreno ni la de Romero daban aire a un Mecalia que estrellaba un lanzamiento de Kurchankova. Optaba Prades por adelantar el 6.0 y darle más centímetros al centro de la defensa con Gómez y Méndez.

Doiro anotó y cerró el primer acto con un 11-14 y un lastre de trece lanzamientos fallidos en la primera parte.

De poco sirvió el paso por vestuarios ya que ni cuatro minutos tardó Prades en parar el tiempo. Seguía el Guardés desconocido e incapaz de acercarse al Alcobendas.

Sempere y Egozkue engrosaron el parcial y la renta local se fue a los dos tantos (16-14). Parecía más atinado el Guardés, pero de nuevo apareció Encinas en portería y Francés en ataque. Con el 23-23, llegó la locura. El Alcobendas se dejó cuerpo y alma para llevarse dos puntos más que merecidos (24-25) firmando en los últimos diez minutos un parcial de 2-6. Con este resultado el Guardés sigue quinto con 21 puntos. El lunes el equipo viaja a Málaga, donde juega el miércoles (20:30 h, Carranque).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook