02 de febrero de 2017
02.02.2017

Orellana se despide: "Las alegrías del Celta siempre serán las mías"

El ahora jugador del Valencia ha publicado esta noche un escrito en el que se dirige con cariño a la afición celeste

02.02.2017 | 23:44
Fabián Orellana celebra un gol con el Celta // Adrián Irago

Fabián Orellana, recién fichado por el Valencia, se despidió ayer del celtismo en una carta abierta publicada ayer en la web del Celta de Vigo. El internacional chileno, apartado del equipo por diferencias con Eduardo Berizzo, se ha comprometido por dos temporadas y media con el equipo ché, hasta junio de 2019.

El traspaso del internacional chileno se ha cerrado en 3 millones de euros, más del doble de lo que el club pagó en su momento por el jugador. El club celeste se reserva además el diez por ciento de un futuro traspaso, si el Valencia decide vencer a Orellana en los próximos años. La operación se ha formalizado con una cesión hasta final de temporada y opción de compra obligatoria por parte del Valencia, el mismo sistema que en su momento se utilizó con Yoel.

FARO reproduce a continuación la carta que Orellana ha hecho pública esta noche y con la que se despide de un modo afectuoso del celtismo y de su etapa en el club

Carta al celtismo

  • En estos momentos en que comienzo mi nuevo camino profesional en el Valencia CF, también quiero mirar hacia atrás y destacar el enorme orgullo que siento por haber vestido la camiseta del Celta desde 2011.

    Siempre voy a guardar en mi corazón todo el respeto y el cariño que me han dado y que me hicieron sentir en Vigo como en casa desde el primer día.

    Ha habido momentos inolvidables y otros difíciles, pero solo tengo palabras de agradecimiento para todos, para la gran afición del Celta por su apoyo, para el Club por su confianza en mí y para todas las personas que forman el Club y con las que he compartido tantas cosas.

    Cada vez que vestí la camiseta del Celta solo pensé en darles lo mejor demí y espero dejar ese recuerdo, junto con mi gratitud para siempre.

    Vigo, el Celta y su afición serán siempre muy especiales para mí y les deseo para el futuro las mayores alegrías, que también serán las mías.

    Gracias y un abrazo enorme para todos.

    Fabrián Orellana

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes