24 de agosto de 2014
24.08.2014
Celta 3-1 Getafe

El Celta del "Toto" Berizzo enamora a primera vista

►El equipo vigués se estrena en la temporada de forma espectacular tras doblegar al Getafe
►Nolito, Orellana y Larrivey firmaron el triunfo. Borja y Radoja debutaron en competición oficial

24.08.2014 | 23:27
Los jugadores del Celta celebran el gol de Nolito // MARTA G. BREA

Bastaron 90 minutos para que se confirmase el idilio. El Celta abre la etapa de Eduardo "Toto" Berizzo de forma brillante. Lo hace abriendo una temporada en Primera División con una victoria, algo que no sucedía desde el estreno del curso 2005/06/, campaña en la que los vigueses abrían la competición venciendo al Málaga (2-0). Casi una década después, el cuadro celeste comienza con sonrisa. Nolito, Orellana y Larrivey firman la primera conquista de un Celta que acabará la jornada en puestos europeos.

La ilusión continúa. El sentimiento se mantiene intacto en una afición que observa a unos jugadores ambiciosos, con hambre de triunfos. También están ante un entrenador que conocen, con el que disfrutaron en la época dorada cuando lideraba la defensa. Ahora ese dominio se ejerce desde el banquillo. La herencia de Luis Enrique se mezcla con el método de este discípulo de Bielsa que ya hizo el milagro en Chile de convertir en campeón a O´Higgins.

El Celta conquistó los tres puntos en un precioso duelo con el Getafe. El equipo vigués fue superior. Mereció claramente la victoria, pero lo cierto es que el pulso en la primera parte fue complicado. El cuadro madrileño se mostraba muy vertical. Álvaro Vázquez y Lafita finalizaban continuamente jugadas con disparos que ponían a prueba a un Sergio Álvarez que demostró de sobra que tiene condiciones para ser el portero titular de un equipo importante de la élite del fútbol español.

El conjunto vigués puso pronto las cartas sobre la mesa. Dinamismo constante para sorprender a la zaga rival. Un remate de Álex López se estrella contra el larguero, el rechace, que lo recogía Larrivey, también se topaba con la madera. Era la ocasión más clara del partido. Poco después Nolito renovaba su idilio con el gol. El gaditano perforó la portería de Guaita con un remate bello, sutil, que se coló por debajo del portero del equipo madrileño.

La balanza continuaba. El Getafe seguía llegando. El duelo era una especie de ida y vuelta, una "ruleta rusa" que embellece el espectáculo del fútbol. Borja Fernández, que debutó con el primer equipo en partido oficial, tuvo una notable actuación. Fue de menos a más y demostró que será, a corto plazo, el jefe de la sala de máquinas del Celta.

El equipo de Berizzo se propuso tras la reanudación sentenciar el choque. El Getafe sufría al término del primer acto la lesión de Alexis, una de sus bazas. Orellana creaba un nuevo boquete en la zaga visitante. Diagonal preciosa del internacional chileno que culminaba con un misil que tenía la escuadra de la portería de Guaita como destino. Sólo había trascurrido diez minutos del segundo período.

La alegría duraría poco. El Getafe cobraría vida gracias a una contra iniciada en una posible falta a Jony. Sammir, de lo mejor de los madrileños en los primeros 45 minutos, batía a Sergio al aprovechar una buena asistencia de Lafita. La afición animaba, pero era imposible no acordarse del empate cosechado en el inicio liguero del curso pasado ante el Espanyol. El equipo de Contra tuvo una oportunidad clara para equilibrar la balanza, pero el joven Borja Fernández arrebató el esférico a Lafita en el momento preciso.

Los fantasmas del posible empate los espantaría Larrivey. El argentino justificaba su titularidad al lograr su primera diana como celeste. Gol de ariete puro, un tanto que permitía aumentar una vez más la renta y acercar los primeros tres puntos de la temporada. El Getafe ya estaba noqueado. Los de Contra lo intentaron, pero no inquietaron al gato de Catoira. Incluso el Celta, que continuó con una presión asfixiante hasta el pitido final, tuvo opciones de firmar una goleada mayor.

El Celta sigue ilusionante. El "fútbol de salón" que devolvió al equipo vigués a Primera División se mezcla con la intensidad y el ritmo asfixiante que quiere imponer Eduardo "Toto" Berizzo. De momento el camino se allana. El primer paso para lograr la permanencia ya se ha dado. Ahora queda dar el segundo el sábado frente al Córdoba. El "totismo" acaba de instalarse en Balaídos.

Ficha técnica:

Celta: Sergio; Jony, Cabral, Fontás, Planas; Borja Fernández (Radoja, 86´), Álex López (Augusto Fernández, 67´), Krohn-Dehli; Orellana, Nolito y Larrivey (Charles, 89´).

Getafe: Guaita; Valera, Alexis (Vigaray, 46´), Rafa, Roberto Lago; Juan Rodríguez (Freddy Hinestroza, 62´), Sarabia (Michel, 62´); Diego Castro, Lafita, Sammir; y Álvaro Vázquez.

Goles: 1-0: Nolito (19´); 2-0 Orellana (55´); 2-1: Sammir (61´); 3-1: Larrivey (69´).

Árbitro: Melero López (comité andaluz). Mostró tarjeta amarilla por parte del Celta a Jony, Carles Planas, Nolito y Orellana mientras que por parte del Getafe vio cartulina amarilla Alexis.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

LaLiga

El fútbol como motor social

El fútbol se ha convertido en algo más que un deporte por la influencia que potencialmente llega a ejercer en la sociedad. Es, el otro fútbol.