29 de junio de 2013
29.06.2013

El Celta sale campeón de una montaña rusa

El cuadro celeste, que dominaba por 7-3, vio cómo el Valladolid empataba en el descuento e iba ganando en la prórroga a falta de dos minutos - Jacobo Campos, MVP del torneo, dio el título a los celestes con dos goles en 20 segundos

29.06.2013 | 00:00
Los componentes del equipo indoor del Celta celebran la consecución del título.

celta 9
Emilio (portero); Tomás, Bajcetic, Jacobo Campos y Otero. También jugaron: Fran Caínzos, Quique, Fidalgo y Ratkovic.
valladolid 8
Rodri (portero); Turiel, Chuchi Macón, Víctor y Marcos. También jugaron: Juan Carlos, Pereira, Santi Cuesta, Ferreras y Diego López.
Goles: 1-0 Tomás (min. 9), 1-1 Diego López (min. 11), 2-1 Quique (min. 21), 3-1 Fidalgo (min. 23), 3-2 Víctor (min. 26). 4-2 Fran Caínzos (min. 31), 5-2 Fran Caínzos (min. 33), 6-2 Fidalgo (min. 34), 6-3 Pereira (min. 36), 7-3 Otero (min. 39), 7-4 Víctor (min. 42), 7-5 Santi Cuesta (min. 49), 7-6 Pereira (min. 59), 7-7 Marcos (min. 60). Tiempo extra: 7-8 Santi Cuesta (min. 63), 8-8 Jacobo Campos (min. 69), 9-8 Jacobo Campos (min. 69). Árbitro: Carlos Megía Dávila. Amarillas a Marcos y Fran Caínzos. Incidencias: Final disputada en el Pabellón Antonio Rivilla de Puerllano. 1.000 espectadores.

El Celta se proclamó campeón de la Liga Fertiberia de Fútbol Indoor 2013 en Puertollano tras derrotar al Valladolid en un partido marcado por la épica, la intensidad, el espíritu de remontada y, especialmente, la figura de Jacobo Campos, quien volvió a ser una vez más el mejor jugador de los celestes para, en esta ocasión, conseguir también el primer título del Celta.

Fue una final que comenzó con muchas cautelas y precauciones. Ambos conjuntos gozaron de alternativas en las dos porterías, aunque el acierto de los guardametas y la prematura lesión de Turiel marcaron el devenir del juego. Al Valladolid le costó reponerse anímicamente de este lance y eso permitió al Celta hacerse con la posesión del balón y mostrarse más seguro. Mientras, crecía la rivalidad en el capítulo individual de Víctor y Jacobo Campos por erigirse en las estrellas de sus respectivos equipos. No en vano ambos se jugaban el trofeo al mejor jugador de la Liga Fertiberia.

En la segunda mitad, con 3-2 en el marcador, tanto el Valladolid como el Celta decidieron abandonar las cautelas y se lanzaron al ataque. El Celta mostró todo su potencial. Fran Caínzos, con dos goles nada más renaudarse el partido, y Fidalgo, con una vaselina, pusieron el marcador en un 6-2, trasladado después a un 7-3, que parecía decantar la final.

Pero el Valladolid no se arrugó en ningún momento y, lejos de pensar en la distancia que tenía por delante, comenzó a mostrar su mejor versión. El segundo tiempo se convirtió en un partido de poder a poder, sin especulaciones. Apareció la figura de Víctor, que una vez más se convirtió en el estilete de un Valladolid que pasó de ir 7-3 y perder a Juan Carlos por lesión, a conseguir empatar el partido en el descuento.

La determinación del Valladolid espoleó al Celta, que en el tiempo extra creó numerosas ocasiones para haberse vuelto a adelantar en el marcador. Sin embargo fue el Valladolid quien sacó mejor provecho de su puntería materializando una falta a través de Santi Cuesta. Incluso unos segundos después de hacer el 7-8 a punto estuvo de sentenciar el choque con una nueva oportunidad.

Pero del posible 7-9 que hubiera dado el título a los blanquivioletas se pasó al 9-8 en los últimos instantes de la prórroga gracias a Jacobo Campos, convertido con sus dos postreros goles no sólo en el héroe de la remontada, sino también en el jugador más destacado de la Liga Fertiberia 2013.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

LaLiga

Deportistas, héroes y solidaridad

¿Qué hace un madrileño del barrio de Chamartín en pleno Mozambique?