05 de marzo de 2010
05.03.2010
Francia - España (0-2)

Los 'bajitos' se la lían a Francia

La calidad de Iniesta, Silva, Cesc, Xavi y la definición de Villa fueron demasiado para Francia

04.03.2010 | 00:27

La calidad de Iniesta, Silva, Cesc, Xavi y la definición de Villa fueron demasiado para una Francia que no pudo contrarrestar el juego de mimo del balón que impuso España en el amistoso que disputaron hoy en el estadio de Saint Denis.

El seleccionador español, Vicente Del Bosque, posicionó como elementos creativos en el once inicial a tres jugadores de los denominados 'bajitos', el valencianista David Silva, el azulgrana Andrés Iniesta y el 'gunner' Cesc Fábregas, mientras que la punta de ataque fue para el resolutivo Villa.

A pesar de la suplencia del 'bajito' por excelencia y cerebro de la selección, Xavi, España comenzó a dominar el partido tras unos primeros 15 minutos de tanteo, ante una Francia cuyas estrellas se difuminaban con el paso de los minutos.

Ni el talentoso Gourcuff, ni el barcelonista Henry, ni mucho menos el pretendido Franck Ribéry, que acabó desesperado a caballo entre la banda derecha -donde no le gusta jugar- y la izquierda, encontraban la manera de tener el balón, desasistidos por los teóricos arquitectos del once galo, Lass Diarra y Jérémy Toulalan.

En el minuto 20 llegó una primera y letal combinación española de calidad, Iniesta asistió para Silva, que dejó pasar con maestría el balón para habilitar a Villa, que definió con toda la tranquilidad del mundo ante Lloris.

A partir de ahí, España dominó con autoridad, ante un rival cada vez más nervioso y con muchas dudas, y hasta pitado por el público francés.

A la fiesta del talento se unió Sergio Ramos poco antes del descanso, tras una buena jugada de todo el equipo español y con algo de suerte porque el balón entró con la ayuda del defensor del Sevilla Julien Escudé.

El seleccionador galo, Raymond Domenech, ya advirtió en la rueda de prensa previa al partido que España es "una referencia" por el juego de toque y calidad que despliega, y que su Francia practica un juego "diferente".

La diferencia se dibujó en el campo, con unos 'bleus' mucho más atléticos que tocadores, mientras que "la Roja" realizaba un juego cada vez más parecido al del Barcelona, con mucha posesión del balón.

A ello contribuyó la salida de Xavi Hernández, que sustituyó a Cesc, con lo que a los centrocampistas azulgranas -Busquets, Iniesta y Xavi- se le unía la calidad de Xabi Alonso.

El rosario de cambios en la segunda mitad rompió un poco el partido, aunque ello no impidió que se escucharan "olés" en las gradas de Saint Denis cuando España tocaba.

La entrada de Jesús Navas, otro 'bajito' con clase, aunque éste con la velocidad como característica, y de Fernando Torres permitió a Xavi y Silva buscar pases en profundidad, que sin embargo no acabaron de ser precisos.

El 0-2 relajó poco a poco a los españoles, que quitaron el pie del acelerador para asegurar una importante victoria de cara al Mundial de Suráfrica.

El sello de España, pese a un final de partido algo más deslucido, quedó patente en París ante Francia, a la que no ganaba en su casa desde hacía casi 42 años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes