06 de octubre de 2009
06.10.2009

Borja Oubiña inicia su partido más difícil

El jugador fue intervenido ayer por el doctor Cugat de su lesión de rodilla

06.10.2009 | 01:30
Oubiña, durante la reciente de rueda de prensa en la que explicó su paso por el quirófano. // Carmén Giménez

Borja Oubiña libra desde la tarde de ayer su partido más importante de su carrera, el que le enfrenta a la grave lesión de rodilla que le ha mantenido fuera de la circulación durante casi dos años. El medio centro vigués fue intervenido ayer quirúrgicamente de la articulación en el Hospital Quiñón de Barcelona por el prestigioso cirujano traumatólogo Ramón Cugat. La operación debía concluir con éxito, aunque se inició más tarde de lo previsto y continuaba en marcha al cierre de esta edición.
La de ayer fue una primera intervención del complejo proceso quirúrgico al que debe someterse la rodilla izquierda de Oubiña. Al jugador se le practicó una artroscopia, una operación sencilla cuya finalidad era limpiar la parte de la articulación afectada por una hipertrofia sinovial y comprobar el estado del cartílago y del ligamento cruzado.
El estado del cartílago no debía ser malo pero probablemente Oubiña tendrá que someterse a una nueva intervención de mayor complejidad para reconstruir el ligamento cruzado, que no carece de la tensión necesaria para mantener la estabilidad de la articulación. La nueva operación debería llevarse a efecto en un plazo no inferior a los tres meses.
Borja Oubiña se lesionó gravemente la rodilla izquierda el 22 de septiembre de 2007 durante un partido entre el Liverpool y el Birmingham City que supuso su estreno en la Premier League. El jugador se destrozó la articulación en una jugada con el delantero holandés de los reds Dirk Kuyt. Pocos días después el medio centro vigués fue intervenido en Vigo por los doctores Genaro Borrás y Mario Galán. La lesión le obligó a perderse la temporada y propició su despido del Birmingham. Oubiña regresó a Vigo para continuar con su proceso de rehabilitación. La recuperación se complicó debido a una infección hospitalaria y la recuperación de la rodilla fue muy lenta. Tanto que Oubiña consultó con el doctor Cugat, que sometió al futbolista a una artroscopia antes de iniciar un nuevo y conservador tratamiento. El proceso se prolongó hasta diciembre de 2008 cuando el futbolista, animado por Pepe Murcia, reapareció en un partido de Liga ante la UD Las Palmas. Oubiña llegó a disputar 15 encuentros de Liga con el Celta el pasado curso, pero su rendimiento estuvo muy por debajo de las expectativas porque las molestias en la rodilla reaparecieron. El futbolista volvió a realizar trabajo de readaptación durante varios meses hasta que se comprobó el fracaso del tratamiento conservador y se decidió un nuevo paso por el quirófano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine