15 de diciembre de 2008
15.12.2008

El Celta B deja al Zamora congelado

15.12.2008 | 01:00
Iago Aspas recibe la felicitación de sus compañeros tras el gol de ayer ante el Zamora.

El filial noquea a un Zamora poco ambicioso y que pagó su revolucionaria alineación en Barreiro.

Celta B 1
Yoel, Guardado, Richi J. (Túñez, min. 15), Alba, Jordi, Aicart (Cristian, min. 50), Ferrán, J. Álvarez, Oriol, Candela, Iago Aspas (Joselu, min. 77).
Zamora 0
Dani, Cabezas (Pablo Carvajal, min. 81), Lafuente, Marcos, Berodia, Tomás (Gonzalo, min. 60), Domingo, Ibon Díez, Curro Vacas, Limones (Agustín, min 72) y Sergio Lomba.
Gol: 1-0, min. 53: Iago Aspas. Árbitro: Carlos Sánchez Laso, del colegio extremeño. Amonestó a los locales Alba, Aicart y Aspas y a los visitantes Dani, Tomás, Marcos y Berodia. Incidencias: Partido disputado en Barreiro ante unos 800 aficionados.
M. González ? Vigo
El Celta B obtuvo un triunfo más que merecido en Barreiro ante un Zamora que llegaba dispuesto a engancharse a la zona noble pero que desplegó un juego poco convincente y falto de ambición.
Los de Menéndez pudieron haber logrado un botín mayor ante un rival que se dedicó a deambular por el terreno de juego, persiguiendo el balón, propiedad casi en exclusiva de los locales. Impreciso, tosco, sin ideas, el Zamora se plantó en Barreiro con una alineación novedosa, y en la que había tres viejos conocidos de la afición viguesa como el guardameta Dani, Marcos y Senel. Pero no obtuvo el botín que vino a buscar y a cambio se llevó una derrota que les aleja de los cuatro primeros puestos de la clasificación -ahora son séptimos empatados a puntos (26) con el Pontevedra, su próximo rival-.
Con esta victoria, el Celta B se asienta en la zona tranquila. Los celestes confirman su mejoría y ganan optimismo, sobre todo por la gran impresión que dejó el filial, que se merendó al Zamora en la primera parte. La mala noticia de la jornada llegó con Richi J. El céltico debutaba ayer tras un largo periodo inactivo a causa de una latosa lesión, pero la alegría por el debut pronto se convirtió en decepción, ya que Richi J. tuvo que retirarse con molestias a los quince minutos de juego, cuando fue sustituido por Túñez. Su cara de decepción en el momento de retirarse al vestuario lo decía todo.
Dominó como quiso el Celta B el partido en la primera parte. El Zamora llegaba como un rival temible pero pronto se vio que había errado en su planteamiento. En el min. 18, Guardado y Ferrán tuvieron en sus botas el gol, pero se toparon con Dani. Jordi también tuvo sus oportunidades en un instante en el que el juego se volvió alocado, con muchas faltas y balones aéreos que impedían un juego fluido.
Antes del descanso avisó Berodia. Fue un aviso que apenas inquietó al Celta B, que se fue al descanso con la tranquilidad de tener el encuentro controlado. Así, se reanudó el juego con el mismo guión, control céltico y desesperación rojiblanca, que, sin embargo, tuvo una ocasión de oro en el min. 52 cuando Cabezas estrelló un balón en el larguero. Un minuto más tarde, Iago Aspas aprovechó un rechace en el área para rematar un balón que, tras chocar en Tomás, se coló en la red.
El Zamora quedó noqueado. No supo reaccionar, aunque lo intentó todo, como colocar a su central Gonzalo tan adelantado, una táctica revolucionaria que sólo sirvió para que los visitantes se sintieran desnortados. El Celta B, por su parte, se dedicó a perdonar, como ya viene siendo costumbre, porque dispuso de un sinfín de ocasiones para ampliar su renta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine