21 de junio de 2008
21.06.2008
EURO 2008

El milagro turco

21.06.2008 | 02:00
Los jugadores turcos se avalanzan sobre Rustu tras la tanda de penaltis. / Efe

Los de Terim eliminan a Croacia en los penaltis tras empatar el partido en el segundo minuto de descuento de la prórroga

Adrián H. Huber / Viena

1 - Croacia
Pletikosa; Corluka, Robert Kovac, Simunic, Pranjic; Sma, Modric, Niko Kovac, Rakitic; Kranjcar (Petric, m.65) y Olic (Klasnic, m. 96).
1 - Turquía
Rustu; Altintop, Gokhan Zan, Emre Asik, Balta; Topal (Sentürk, m.76) Sabri Sarioglu, Tucay Sanli, Arda Turan; Kazim (Boral, m.61); y Nihat (Karadeniz., m.118).
GOLES: 1-0, m.119: Klasnic. 1-1, m.120: Sentürk.
Tanda de penaltis: 0-0: Modric, fuera. 0-1: Arda Turan. 1-1: Srna. 1-2: Sentürk. 1-2: Rakitic, fuera. 1-3: Altintop. 1-3: Petric y despeja Rustu.
Arbitro: Roberto Rosetti (ITA). Mostró tarjetas amarillas a los turcos Sanli, Ugur Boral y Emre Asik
Incidencias: partido de cuartos de final de la Eurocopa de fútbol disputado en el estadio Ernst Happel de Viena ante 51.428 espectadores.

La selección de Turquía se clasificó para las semifinales de la Eurocopa, en las que se medirá a Alemania, tras vencer a Croacia en la tanda de penaltis (1-3), después de un final de encuentro de infarto que protagonizó el turco Semih Senturk, con un gol en el minuto 122 que mandó el choque a los lanzamientos desde los once metros.
La película era perfecta para los croatas hasta que apareció Senturk. Modric había regalado el gol de Croacia a Klasnic en el minuto 119, a uno del final de la prórroga, pero Senturk se sacó un zarpazo de la nada para llevar el encuentro a los penaltis cuando el reloj sobrepasaba dos minutos el tiempo reglamentario.
Croacia no se lo pudo creer porque tenía el billete para las 'semis' y en un minuto vio cómo se derrumbaba su trayectoria inmaculada en esta Eurocopa. Los turcos, además, continúan en un camino sembrado de dudas, que hacen desaparecer en los minutos finales, como ante Suiza y la República Checa.
Y eso que Croacia fue muy superior durante todo el encuentro por culpa, principalmente, del talento de la joven perla Luka Modric, el nuevo jugador del Tottenham. Otra vez volvió a firmar un gran encuentro y a convertirse en la referencia de los balcánicos en el centro del campo.
Con Modric inventando, los croatas ampliaron su superioridad y los turcos no encontraron vacuna alguna para frenar el juego de los de Bilic. Olic avisó con un lanzamiento al larguero y Srna lo intentó de cabeza y a balón parado, con una respuesta sensacional de Rustu, la incógnita otomana.
La suspensión de dos partidos a Volkan Demirel, el portero titular, dio al ex meta del Barcelona la oportunidad de librar su última batalla y de ofrecer el último trabajo a los suyos. Toda la inestabilidad que mostró en acciones sencillas desapareció en los balones más complicadas.
Turquía apenas quiso el balón y fue a por el partido en algunos tramos del encuentro. Durante 20 minutos en el primer tiempo y en el sprint final para intentar arrinconar a Croacia aprovechando el cansancio físico de unos y otros.
Sorprendentemente, los de Fatih Terim lavaron su imagen en la prórroga gracias al inconmensurable trabajo de Tuncay, que se hizo dueño de los espacios en la zona ancha. El jugador del Middlesbrough perfeccionó el juego otomano, sin sentido durante la segunda mitad.
Entre Tuncay y la diosa fortuna, Turquía sacó petróleo de una prórroga atípica pues cuando más dominaba permitió una contra que culminó Klasnic tras una salida errónea de Rustu. Modric sacó un pase muy esquinado que remachó el del Werder Bremen.
Sin embargo, los de Terim tuvieron una última, la metieron, se fueron a los penaltis y se plantaron en las semifinales por la puerta de atrás, pero con la moral por las nubes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Ver calendario completo

Buscador de deportes

Enlaces recomendados: Premios Cine