La orquesta que enseña a tocar de mayor

El grupo de cuerdas O Torreiro de Priegue reúne a 21 miñoranos de 35 a 80 años que se inician con el violín, la viola o el violonchelo sin conocimientos previos de música

El grupo de cuerdas O Torreiro de Priegue con sus directores, Miguel Ángel y Mario Quiñones, en el centro, de pie.   | // CEDIDA

El grupo de cuerdas O Torreiro de Priegue con sus directores, Miguel Ángel y Mario Quiñones, en el centro, de pie. | // CEDIDA / Neli Pillado

¿No ha tenido la oportunidad de aprender a tocar un instrumento en la infancia o la juventud y le pesa? “Nunca es tarde, incluso sin tener ni idea de música”. Lo asegura Mario Quiñones, codirector del grupo de cuerdas O Torreiro de Priegue con su hermano Miguel Ángel, el fundador. Entre los dos han conseguido crear una pequeña orquesta de cámara en la que un total de 21 miñoranos de 35 a 80 años se inician con el violín, la viola o el violonchelo y ofrecen conciertos por el área de Vigo. Hoy mismo actúan en el auditorio municipal de Nigrán a las 19.00 horas.

Jubilarse implica buscar alguna actividad para entretenerse y la música es la que han elegido la mayoría de los integrantes del grupo. Unos tocaron en algún momento de su vida y otros simplemente querían aprender desde cero. Y aseguran que “sí, se puede”. Para entrar en esta orquesta no es necesario tener conocimientos musicales y “en seis meses” cualquiera de sus miembros está listo para actuar, garantiza Quiñones.

"Se trata de aprender igual que los niños aprenden primero a hablar y después a leer. Con la música primero se identifican los sonidos con su ubicación en el pentagrama", explica el director

Los creadores del grupo son venezolanos y discípulos directos de José Antonio Abreu, el hombre que creó el Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela. Su método logró sacar de la calle a miles de niños y jóvenes en riesgo de exclusión y se ha exportado a numerosos países de todo el mundo. La idea es evitar que el alumno se frustre. “En el sistema tradicional primero hay que aprender solfeo 2 o 3 años y la gente se aburre. Aquí comienzas tocando en una orquesta con otras personas, el algo social, de compartir con la gente. Se trata de aprender igual que los niños aprenden primero a hablar y después a leer. Con la música primero se identifican los sonidos con su ubicación en el pentagrama”, argumentan los hermanos. Los dos se dedicaban profesionalmente a la música antes de emigrar a España. Miguel Ángel era pianista y director en el Sistema Nacional de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela y Mario, violinista en la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela.

Ahora tratan de ganarse la vida en España con la música aunque “es mucho más difícil”, subraya Mario. De momento, lo intentan aplicando el llamado “milagro Abreu”, con el que Miguel Ángel creó hace dos décadas la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de Nigrán y con el que ahora el grupo de cuerdas O Torreiro de Priegue interpreta piezas de Vivaldi, Tchaikovsky o temas más contemporáneos, desde merengue a bandas sonoras de cine.