Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La antigua casa de maestros de Vilameán se convierte en local de ocio para mayores

El Concello de Nigrán invierte 110.000 euros en la remodelación | Responde a una demanda de vecinas, encargadas de gestionarlo

Jornada inaugural con el Rey Midas y Valeria Baritas. | // D.P.

Las personas mayores de Nigrán ya disponen de un lugar de convivencia comunitaria al cual acudir para consultar la prensa, acceder a internet, sentarse a conversar, entretenerse con juegos de mesa o compartir y adquirir conocimientos con cursos de memoria o risoterapia. Se trata de un nuevo local social, el primero destinado al ocio de los mayores en el corazón del núcleo urbano, en Vilaméan, al lado de la casa consistorial y del CEIP Humberto Juanes.

El alcalde Juan González les hizo la entrega de llaves al colectivo de mujeres promotoras de la iniciativa. Pues fue en 2019, cuando un grupo de vecinas iniciaron la recogida de firmas para contar con un espacio público autogestionado en el que poder socializar. Así, el nuevo espacio surge luego de que el Concello de Nigrán invirtiese 110.064 euros, a través del Plan Concellos 2020 de la Deputación de Pontevedra, en la transformación de la antigua casa de maestros de Vilameán prácticamente en desuso en un lugar para la convivencia comunitaria.

“Aquí tenéis ya la prensa diaria y juegos, ahora esperamos vuestras propuestas sobre que más precisáis porque, tal y como nos pedisteis, el local estará totalmente bajo vuestra gestión y el Concello colaborará aportando lo que consideréis”, señaló el regidor en el acto de apertura de las nuevas instalaciones que contó con la presencia del Rey Midas y Valeria Baritas, que dirigieron diversos juegos de memoria y dibujaron sonrisas entre el público asistente.

Proyecto consensuado

El proyecto fue redactado después de mantener el alcalde y el regidor encuentros con este grupo de vecinas. “El requerimiento fundamental era disponer de un lugar adaptado y confortable destinado a la convivencia en el que, al mismo tiempo, pudieran mantener reuniones o consultar la prensa”, resume González destacando la “buenísima impresión” que les causó el resultado de la reforma a las usuarias.

El volumen original del edificio no se modificó, tan solo se mejoraron los acabados renovando la cubierta y limpiando las fachadas. Se puso en valor la planta original, muy desvirtuada por sucesivas reformas. La parte norte del edificio dispone de aseos adaptados y una sala de reuniones y la parte sur sirve para un uso más polivalente, con un espacio abierto con mesas redondas, zona de consulta de prensa e internet y de descanso informal con sofás. Adicionalmente, se recuperó el patio interior cubierto como zona de acceso y comunicación entre ambos lados.

Compartir el artículo

stats