Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bastón que baja la tensión

Tras cuatro meses de marcha nórdica con apoyo de sanitarios de A Xunqueira, 45 miñoranos logran reducir la sistólica de 15 a 13 y la diastólica de 9 a 8

El bastón que baja la tensión

Con solo cuatro meses de rutas de marcha nórdica durante dos mañanas a la semana, 45 hipertensos miñoranos han logrado reducir en una media de dos puntos la sistólica y de uno la diastólica. Todos ellos han participado en el programa pionero en Galicia que los enfermeros de A Xunqueira han organizado para ayudar pacientes de Baiona, Nigrán y Gondomar a mejorar su calidad de vida. La campaña finalizó ayer con gran éxito. No solo de participación, ya que los asistentes no fallaron ni una sesión, sino de objetivos. “Los resultados son muchísimo mejores de lo que nos habíamos planteado”, comentaban ayer los sanitarios promotores de la campaña, Cuca Rivas Raña y Antonio Sobral Arosa. Tocaba celebrarlo y lo hicieron con una caminata conjunta y una comida campestre en Monteferro.

Los asistentes –15 de Baiona, 15 de Nigrán y otros tantos de Gondomar– empezaron con una media de 15 de sistólica y 9 de diastólica y han reducido sus parámetros a 13 y 8. “Han pasado de valores que se consideran hipertensión a un escalafón anterior, que sería la tensión de normal a alta”, explican los enfermeros. Todo son buenas noticias, ya que eso significa que “han rebajado mucho el riesgo de mortalidad y el de padecer otras patologías asociadas a la hipertensión”, subrayan.

"Han pasado de hipertensión a tensión normal-alta y han rebajado muchísimo el riesgo de mortalidad y de padecer otras patologías", destacan los enfermeros promotores de la campaña

decoration

De “sorprendentes” califican los profesionales de salud comunitaria los resultados. “Para que la agencia americana del medicamento (FDA) autorice la comercialización de un fármaco contra la hipertensión debe demostrarse que la rebaja un promedio de un 0,3 los valores y nosotros hemos conseguido reducirla muchísimo más, en un 12”, repiten.

Quedan demostrados los beneficios de este deporte que es mucho más que caminar con bastones. Los palos convierten al bípedo en cuadrúpedo, por lo que se mueven el 90% de los músculos con menor cansancio y menor impacto sobre cadera y rodillas al repartir la carga por todo el cuerpo, según apunta el monitor, Nacho García, seleccionador gallego de esta disciplina. Así que tiene efectos sobre la tensión arterial, pero también sobre el tono muscular e incluso sobre el bienestar emocional. El informe de conclusiones que han realizado los sanitarios lo demuestra. “La gente ha mejorado su calidad de vida, ha rebajado la ansiedad y la depresión y hasta los dolores articulares que en muchos casos han desaparecido porque han ganado músculo y perdido grasa”, señalan.

Ante el éxito del proyecto, los concellos miñoranos se comprometen a incluir marcha nórdica en su oferta de actividades deportivas

decoration

De continuar con la actividad, aseguran, los efectos empezarán a notarse también en el peso. Algunos de los participantes lo van a intentar. “La gente ya queda para caminar fuera de las sesiones, han hecho piña”. Y es que aparte de los beneficios físicos, el programa ha ayudado a los pacientes a socializar ya a interiorizar hábitos saludables de alimentación y ejercicio gracias las “píldoras formativas” que se les impartían al finalizar cada caminata con la colaboración de profesionales del centro de A Xunqueira como el trabajador social, la farmacéutica o fisioterapeutas. “Muchos han dejado de tomar grasas, se han quitado del azúcar y ahora comen saludable y además se preocupan más por su bienestar, se informan”.

Todo han sido ventajas y, con los resultados en la mano, los enfermeros han conseguido que los gobiernos municipales de los tres concellos miñoranos se hayan comprometido a incorporar la marcha nórdica en su oferta anual de actividades deportivas.

Compartir el artículo

stats