Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Autodefensa ante la violencia machista en O Rosal

Especialistas de la Federación Galega de Loita enseñan a vecinas cómo enfrentarse físicamente ante un posible agresor

El instructor se dirige a las mujeres participantes en el curso de autodefensa. | // FDV

O Rosal es uno de los municipios más implicados en la lucha contra la violencia de género. Desde el Concello se impulsan numerosas iniciativas para dotar a las mujeres del municipio de las herramientas necesarias para hacer frente a posibles situaciones de vulnerabilidad frente a sus parejas. Entre ellas destacan los cursos de autodefensa, organizados en colaboración con la Secretaría Xeral de Igualdade y que se celebraron recientemente. Las asistentes a estos talleres aprendieron las técnicas necesarias para poder afrontar y defenderse ante situaciones violentas. Una de las alumnas destacó que esta formación ayuda a “saber defendernos, ya que hace muchos años, cuando tuve una situación que lo requería, no sabía hacerlo”.

En el curso participaron mujeres de todas las edades y consistió en adiestramiento físico y psicológico para crear protocolos de actuación así como dotar a las participantes de autocapacidades para la prevención de posibles situaciones de violencia. El objetivo fundamental fue dotar a las mujeres asistentes de los conocimientos necesarios para evitar lesiones y poder defenderse de un agresor. El curso fue impartido por especialistas de la Federación Galega de Loita, pertenecientes a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, y tuvo una gran acogida entre las vecinas de O Rosal.

Bolígrafos y llaves

Lo que enseñan los instructores de la federación en este tipo de formación que ofrecen en diferentes municipios son técnicas sencillas para poder escapar de alguna situación complicada que se pueda presentar. Entre otros consejos, explican que algunos objetos cotidianos que se llevan en bolsillos o en los bolsos pueden ser de gran importancia para afrontar un episodio de este tipo. Por ejemplo, un bolígrafo o unas llaves. Es decir, se ofrecen pautas para defenderse independientemente de la corpulencia que pueda tener el agresor. Desafortunadamente, sigue siendo muy habitual que las mujeres se enfrenten a situaciones en las que se sienten amenazadas por su pareja o por un hombre, y por eso estos cursos de autodefensa pueden llegar a ser muy útiles.

Compartir el artículo

stats