Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigan si el hermano del edil de Turismo de Porriño vive en el albergue de peregrinos

Un inspector de la Xunta percibe un presunto uso ilegal de las estancias de minusválidos | Alonso niega los hechos | Un voluntario de Protección Civil asume “que se excedió”

Albergue de Peregrinos de Porriño, integrado en la red gallega pero gestionado por el Concello. | // A. GUTIÉRREZ

La visita de un inspector de la Axencia de Turismo de Galicia al Albergue de Peregrinos de Porriño, gestionado por el Concello e integrado en la red de albergues del Xacobeo, ha abierto una investigación por el presunto uso ilegal de dicho establecimiento, pues según se desprende del informe, que tiene fecha del pasado 19 de noviembre, existen evidencias de que las instalaciones de minusválidos estaban siendo utilizadas de manera habitual por personas que no eran peregrinos. Supuestamente por el hermano del concejal de Turismo de Porriño, David Alonso, tal y como relataron al inspector la encargada de la limpieza y la técnica de Turismo. No obstante, el edil niega rotundamente los hechos y, en dicha inspección, el encargado del albergue en horario de tarde, un voluntario de Protección Civil jubilado, es quien asume la responsabilidad de haber utilizado las dependencias.

Las instalaciones que al parecer estaban siendo utilizadas por personas que no eran peregrinos son la habitación y el baño de minusválidos, la cocina y un almacén. En estos espacios, el inspector encontró todo tipo de productos de aseo, comida, ropa, un par de relojes, ropa interior y hasta “camisetas colgadas de las literas que parece que están allí secando después de ser lavadas”. Lo mismo sucedió en la cocina, que está cerrada por los protocolos COVID, donde “hay un recipiente para la basura en el que me encuentro restos de latas de cerveza, servilletas de papel utilizadas y restos de bandejas de alimentos que no pude identificar”.

“Algún sábado o domingo se encontraron en la basura botellas de vino vacías y cajas de pizza"

decoration

Tanto la limpiadora como la técnica manifiestan al inspector que prácticamente todas las mañanas se encuentran restos, incluso de pescado y otros alimentos; y que “algún sábado o domingo se encontraron en la basura de la cocina varias botellas de vino vacías y varias cajas de pizza”.

Ambas trabajadoras aseguran al inspector que esos espacios están siendo utilizados por el “sobrino del voluntario y hermano del concejal de Turismo de Porriño”. “Informan que reside en el albergue desde hace tiempo con su pareja y la limpiadora manifiesta que desde enero de 2019 estas personas están alojadas los fines de semana (antes de que David Alonso fuese concejal) , pero que, desde que hubo cambio de gobierno en el Concello, la situación pasó a ser permanente y residen allí”, describe dicho informe.

Ante tales acusaciones, el inspector mandó llamar al voluntario de Protección Civil que se encarga del albergue por las tardes. “En referencia a todo lo que hay en el almacén, me dice que la ropa es suya, que la lava allí y que todo es de él”, relata el inspector de la Xunta en su informe, haciendo referencia a que, en una visita anterior (apenas una semana antes), el voluntario le dijo que “la ropa esa la que dejaban olvidada los peregrinos”. Asimismo, sobre la basura de la cocina, el voluntario también asume la responsabilidad, diciendo que es suya y que cenó allí. Por todo ello, el voluntario se disculpa y le dice al inspector: “Creo que me excedí”.

El concejal lo desmiente

“Mi hermano no vive en ninguna estancia del albergue ya que no precisa, por supuesto, de esta estancia, puesto que tiene un piso en propiedad a cien metros de distancia”, aseguró ayer el concejal de Turismo de Porriño, David Alonso, negando rotundamente las acusaciones vertidas en el informe de la Axencia de Turismo de Galicia. Alonso también aclara que sí que “existe una relación de amistad entre las dos partes, pero que no va más allá”. Se refiere el edil al voluntario de Protección Civil encargado del albergue en horario de tarde y a su hermano. “No hay más alubias que las que salen en el cocido”, vacila el concejal, indicando que todo responde a una “estrategia del PP para desacreditar a la alcaldesa y a este gobierno”. Con todo, el concejal de Turismo anuncia que “el voluntario será cesado automáticamente porque el mismo reconoce que se excedió en el uso de las estancias del albergue”.

Compartir el artículo

stats