El programa de voluntariado ambiental de Afundación y Abanca “Traballando pola mellora do patrimonio natural” enviará mañana a una treintena de personas para realizar labores de reforestación en Gondomar. Plantarán 300 árboles autóctonos en una jornada organizada en colaboración con el grupo naturalista Hábitat y la comunidad de montes de Couso. La actividad se desarrollará entre las 0.00 y las 14.00 en terrenos de la citada parroquia gondomareña.