Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UVigo avala el sistema de recogida de las algas en las playas de Redondela

La apuesta ecológica de Medio Ambiente regenera una duna en el arenal de Cesantes

Depósito de algas tras su extracción de las playas.

La Concejalía de Medio Ambiente de Redondela apuesta por segundo verano consecutivo por un sistema de recogida de algas de sus arenales respetuoso con el entorno. Este método permitió regenerar en el último año un área de duna de 9 metros cuadrados en la playa de Cesantes. El modelo concuerda con los estudios realizados por el equipo de Ciencias del Mar de la Universidade de Vigo, liderado por el catedrático de Ecología, Emilio Fernández Suárez. Según este investigador, “una playa es un sistema natural cuyo funcionamiento no debe ser alterado más allá de lo razonable. Eliminar el 100% de los depósitos es una aberración. Una playa se limpia de forma natural por los organismos que habitan en ella; en caso contrario, solo serían granos de arena”, concluye Fernández.

Vegetación surgida en la duna regenerada.

Basándose en estudios previos realizados en la UVigo, el departamento redondelano de Medio Ambiente apuesta por un sistema “que combine el respeto al ecosistema de las playas con las necesidades de los bañistas”. Este modelo divide los arenales en tres zonas: una de extracción total de algas, cuando las arribadas sean cuantiosas; otra de extracción parcial, en la que se prevén compuertas de 10 metros para permitir el paso; y una zona de protección, por ejemplo, en la duna recuperada en Cesantes. Este último mes, ya se recogieron, según datos de la concejalía, 125 toneladas de algas.

Roberto Villar, el concejal de Medio Ambiente, asegura que “esta zonificación de las playas hará más ágil la gestión de la limpieza”. Los arenales donde ya se comenzó a trabajar son Arealonga (Chapela), Rande, Cesantes y Soutoxuste.

El catedrático Emilio Fernández concuerda con este protocolo ya que “no todo el material que se deposita es necesario desde el punto de vista ecológico; se trata de un problema mundial que viene de la acumulación de población humana en el litoral, lo que provoca que lleguen a los arenales más algas que en condiciones normales”. Según Fernández, “el Concello está haciendo un esfuerzo importante por mantener la integridad ecológica, habida cuenta las necesidades de los bañistas y, sobre todo, de las mariscadoras”.

Compartir el artículo

stats