Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un olvido de película

Un vecino de Fornelos de Montes muestra su indignación al encontrarse tapado el nicho de su madre en el cementerio | La falsa lápida se puso para el rodaje de una serie y luego no se retiró

Emilio Rial Fernández, ayer, junto al nicho de su madre en el cementerio de Fornelos de Montes. / A.P.

Emilio Rial Fernández, ayer, junto al nicho de su madre en el cementerio de Fornelos de Montes. / A.P.

Hay olvidos que pueden afectar a la sensibilidad de las personas. Es el caso de un vecino de Fornelos de Montes, Emilio Rial, que el pasado domingo se llevó una desagradable sorpresa cuando acudió al cementerio municipal a poner flores en la tumba de su madre, fallecida hace menos de un año. Al llegar se encontró que en el nicho de su propiedad en vez de la placa con el nombre de su progenitora, Irene Rial Fernández, se encontró con otra a nombre de David Rodríguez Montero, fechada en 1946. Y como la suya, otras en la misma fila también con nombres diferentes.

Una sobrina suya le había avisado unos minutos antes extrañada por el cambio de las placas en los nichos, y de inmediato Emilio acudió al camposanto a ver lo que sucedía. Una vez allí comprobó que se trataba de falsas lápidas de cartón con nombres ficticios que, al parecer, se habían colocado unos días antes durante la grabación de la serie “Un asunto privado”, de la productora gallega Bambú para Amazon Prime Video. Esa zona del cementerio de Fornelos se transformó la semana pasada en el escenario de varias secuencias y, al concluir el rodaje, se olvidaron de retirar las placas fictícias en algunos de los nichos. Entre ellos, el de Irene Rial.

La lápida del nicho de Irene Rial tapada por una placa falsa.

La lápida del nicho de Irene Rial tapada por una placa falsa.

“Me pareció una ofensa muy grande a mi madre. Estoy indignado porque nadie nos avisó de que se fuera a grabar una película ni que se taparían las lápidas, y lo que es peor, se fueron tras el rodaje y ni se molestaron en dejar todo como estaba antes”, afirma Emilio, que lamenta que hasta el momento nadie le ha pedido disculpas por lo sucedido.

El propio domingo llamó al alcalde de Fornelos, Emiliano Lage, para reclamarle una explicación y no le cogió el teléfono, y también se puso en contacto con el párroco, que le contestó que la responsabilidad era del Concello como titular del cementerio.

El afectado volvió ayer a intentar sin éxito comunicarse con el regidor local y lamenta que en el Ayuntamiento, al comentar lo sucedido, “en vez de facilidades lo único que me dan son largas y me dicen que para que me atienda el alcalde hay que solicitar una cita oficial sin darme una fecha”.

"Falta de tacto"

Emilio Rial también critica la “falta de tacto” de la productora por su imperdonable despiste. “No entiendo cómo se pudieron dejar las lápidas tapadas cuando terminaron el rodaje, es una falta de respeto a las personas fallecidas que se encuentran allí enterradas”, apunta.

Además de los nichos ocultos, también dejaron una zanja abierta en la explanada de la zona alta del cementerio con unos banderines que, al parecer, formaban parte de otra de las escenas rodadas. “Me parece imperdonable que no se molestaran en dejarlo todo como estaba antes, es lo mínimo que podían hacer”, reprocha Emilio.

Una falsa lápida tirada en el cementerio.

La serie “Un asunto privado”, dirigida por David Pinillos y María Ripoll y protagonizada por Aura Garrido y Jean Reno, se graba en distintos puntos de la provincia de Pontevedra desde noviembre del pasado año. La trama transcurre en la Galicia de los años 40, por lo que se cuidan con detalle las distintas localizaciones.

Compartir el artículo

stats