La pandemia lleva un año castigando los bolsillos de buena parte de la sociedad y la hostelería se ha convertido en uno de los sectores más azotados. Los sucesivos confinamientos o las suspensiones de actividades no esenciales han puesto repetidamente en jaque a cafeterías y restaurantes, que ola tras ola, han pedido más medidas para paliar las devastadoras consecuencias económicas del COVID. Del mismo modo, también se han vuelto foco de debate en cada reapertura. La última vuelta a la actividad levantaba ampollas sobre el cumplimiento, o más bien el incumplimiento, de las restricciones y medidas anticovid que deberían seguirse pero que dejaban imágenes para la preocupación: falta de mascarillas, sin distancia social o irregularidades en el aforo.

Sobre este último aspecto, la norma indica que las terrazas solo pueden ocuparse al 50% y para medir que esto es así deben permanecer instaladas el 100% de las mesas pero inutilizadas el 50%. El cabreo de un hostelero de Salceda con la gestión de la pandemia le ha llevado a buscar una curiosa manera cumplir con la medida y de paso lanzar un zasca a la clase política.

Cartel terraza Salceda llamando inútiles a los políticos por su gestión de la pandemia

Cartel terraza Salceda llamando inútiles a los políticos por su gestión de la pandemia FDV

Encima de cada mesa vetada puede verse un cartel en el que pone "Agora a metade das mesas son tan inútiles coma os nosos políticos" para continuar "disque cargando con inútiles sairemos desta crise máis fortes". Así, se ha asegurado respetar la norma al tiempo que deja lanza un recado a los dirigentes.