"Dolores se llamaba Lola" de Los Suaves para la pequeña Aitana por su séptimo cumpleaños,"Tu sangre en mi cuerpo" de José Luis Roma para todos los padres ayer, en su día, "Xuntos" de Juan Pardo para despedir la sesión? Muchas dedicatorias en el aire y... "¡Esas manos arriba! ¡Ese aplauso para las trabajadoras de los supermercados, que nos mandan un saludo! ¡Y un beso para Mañufe que nos escucha!...". El confinamiento por el estado de alarma durante la crisis del coronavirus se pasa más rápido en Gondomar. Al menos desde que Melody Rubio y Manu Pérez entretienen a los vecinos con una especie de verbena desde su terraza con vistas al parque público de Ponte das Rosas. La joven pareja ha cambiado el escenario portátil del popular Trío Azar por el reducido espacio que la secadora les deja en el balcón.

Todo empezó tan solo un día después de que el Gobierno decretase el estado de alarma por el avance del coronavirus. "El domingo por la noche salimos a aplaudir a las 22.00 a los sanitarios y se asomó una vecina que lleva poquito tiempo y vive sola, no puede estar con sus familiares estos días. Nosotros trabajamos con la música, tenemos material, luces, micrófonos, altavoces... y queremos compartirlo con todo el mundo, porque si esto ya es duro para las parejas o familias, más complicado es para la gente que vive sola", explican desde su pequeña "cabina" de espectáculo de cuarentena.

Desde el primer día, sus vecinos salieron a bailar y cantar a los balcones de 17.00 a 18.00 hasta ayer. Desde hoy lo harán de 19.00 a 20.00 tras una denuncia vecinal y una recomendación del alcalde, Francisco Ferreira. "Nosotros no queremos molestar a nadie y si lo hacemos tendremos que parar, pero la verdad es que mucha gente nos da las gracias", señala Melody. Numerosos gondomareños esperan impacientes la llegada del show para pasar un rato de distracción y algunos hasta han sacado las luces de Navidad por la ventana "o se suben a las buhardillas para que los veamos bien".

Además de poner piezas de cualquier estilo, retransmiten en directo a través de Facebook Live y recogen las dedicatorias en el Messenger. De ahí que el show no solo se oiga en el centro urbano, sino en parroquias a varios kilómetros a la redonda e incluso en el extranjero. "Algunos seguidores conectan sus altavoces al directo y lo retransmiten en su vecindario y nos escribe gente desde varios sitios de Galicia, Suíza, París, Palencia, Madrid y localidades de Portugal".

La iniciativa ha tenido tanto éxito que hasta circula por las redes un vídeo de los balcones a reventar durante una de las actuaciones, visto por más de cuatro mil personas en solo un día."Yo me estoy poniendo más nerviosa para esto que para las actuaciones del trío. Me cuesta acabar las canciones con tanta emoción", afirma la cantante.

Coronavirus en Galicia: última hora

Sigue las noticias sobre la incidencia de la pandemia del Covid-19 en la comunidad

Aunque saca toda su energía positiva por la ventana, para Melody tampoco son momentos fáciles. En especial la jornada de ayer, Día del Padre con el suyo ingresado en el hospital sin poder visitarlo, y con el futuro laboral en el aire. Tras diez años llevando sus ritmos a fiestas populares, discotecas, bodas, restaurantes y residencias de la tercera edad por toda Galicia y hasta por Suíza, el Trío Azar ha tenido que cancelar ya siete espectáculos este mes por el estado de alarma.

Pero la cantante quiere ser positiva y confiar en que el nombre de la banda "nos traiga suerte a todos". De momento, se queda con la paradoja de la reclusión. "Esto nos traerá algo bueno seguro y nos va a unir. La cuarentena nos aleja físicamente pero nos tiene más cerca que nunca. Llevo siete años viviendo en Gondomar y nunca he visto tantos vecinos como ahora".