El presidente del Celta, Carlos Mouriño, aseguró ayer que las obras que se han iniciado en Mos son la primera fase de un solo proyecto: la ciudad deportiva del club vigués. El mandatario céltico se mostró convencido de que se hará por completo. "Siempre hemos hablado que esto es un proyecto único y el proyecto único es el que vamos a hacer. Va a salir adelante, tiene que salir adelante", indicó.

Las obras comenzaron en la parroquia de Pereiras con movimientos y desmontes de tierra. Allí tomará forma en pocos meses un campo de fútbol doble que servirá para los entrenamientos del primer equipo y de la cantera. El presidente del club deportivo visitó las obras junto a la alcaldesa de Mos, Nidia Arévalo.

Así avanzan las obras de la Ciudad Deportiva del Celta en Mos

Para concluir el macro proyecto, el Celta -donde se ubicará un estadio de fútbol y un centro comercial y de ocio- que desde el Celta creen que será posible. "En estos momentos las negociaciones no existen pero seguimos diciéndoles que creemos que la propuesta que hacemos es buena y que terminaremos llegando a un acuerdo con la otra parte; estamos convencidos", aseguró Mouriño al término de su visita. Los comuneros de Tameiga, que pedían una permuta de terrenos, rechazaron en otoño la propuesta de dos metros por cada uno de superficie necesaria.

En parecidos términos se expresó la alcaldesa de Mos quien, en todo caso, matizó que no corresponde al Ayuntamiento ningún tipo de negociación. "Creemos que es cuestión de tiempo, creemos que la cercanía de las elecciones municipales puede propiciar los desencuentros y que posteriormente, rebajada la tensión, la postura sea totalmente diferente", dijo. La regidora abogó por un entendimiento entre el Celta y los comuneros de Tameiga y también recordó que la única posibilidad de que pueda concluirse el proyecto en los terrenos de esa parroquia es que exista un acuerdo entre las partes.

"Si fuese por nosotros, por la obra civil, en un año estaban aquí entrenando, pero la vida es más compleja y tenemos muchos servicios con los que coordinarnos. Y los tiempos con estos servicios pues son más lentos y no son los míos", aseguró Jesús Irisarri, el arquitecto que dirige el proyecto, en referencia al cambio que debe hacerse de líneas eléctricas, y otros.

En el mismo sentido, el presidente Mouriñ no quiso marcar plazos para que el Celta pueda entrenar ya en los campos de Mos. "Tenemos que seguir trabajando con los máximos medios posibles. En estos momentos los jugadores de la cantera son muy importantes y necesitamos tener más en el primer equipo, y para eso es fundamental tener unas buenas instalaciones y estas serán de un primerísimo nivel", destacó.

Durante la visita, la alcaldesa de Mos señalo que las obras de la ciudad deportiva son una oportunidad histórica para la localidad y que por esa razón las defiende como responsable municipal. Arévalo recordó que también se inician estos días los trabajos de mejora de la traída de aguas de Pereiras para lo que se necesita una autorización de la Comunidad de Montes, y en las que el Celta invertirá 200.000 euros. "Ninguna traída de la zona tendrá problemas de agua y el Celta además se ha comprometido a mejorar las conducciones y captaciones, como hará en Pereiras, si existen acuerdos".