04 de noviembre de 2011
04.11.2011

El vial de Chandebrito a Priegue pone en peligro vestigios humanos de hace 300.000 años

Las obras sacan a la luz herramientas del Paleolítico y el Calcolítico y afectan a una docena de petroglifos

04.11.2011 | 09:01

La paralización por parte de la Consellería de Medio Rural y la Dirección Xeral de Patrimonio de las obras de la pista forestal entre Chandebrito, Camos y Priegue, que promovía el Concello de Nigrán, en colaboración con la Diputación y la comunidad de montes de Camos no ha podido evitar daños al patrimonio arqueológico. El vial se sitúa sobre un asentamiento humano con origen en el Paleolítico y con continuidad en el Calcolítico o la Edad de Bronce. Los movimientos de tierras efectuados en la zona sacan a la luz herramientas utilizadas en las citadas épocas de la prehistoria, según señala el director de la Sección de Arqueoloxía del Instituto de Estudos Miñoranos, Eduardo Méndez, quien mostraba ayer su "disgusto" porque se arrase el patrimonio sin ni siquiera realizar un estudio previo y, sobre todo, porque "sea la propia Administración quien lo haga saltándose las prospecciones arqueológicas obligadas por ley".
Las herramientas emergidas en las últimas semanas serán analizadas por el IEM en próximas fechas, pero su antigüedad está demostrada. Y es que en 2007 aparecieron en el mismo punto varios bifaces de diversos tipos y molinos naviculares, propios de las industrias achelenses del Paleolítico, de entre 200.000 y 300.000 años de antigüedad, época en que se sitúa a los primeros pobladores de Galicia. También se encontraron entonces trozos de cerámica datados en el Calcolítico, hace entre 4.000 y 5.000 años. Todos estos hallazgos fueron catalogados por Patrimonio y ahora se encuentran expuestos en el Museo Provincial de Pontevedra, por lo que no cabe la excusa del desconocimiento. "El Concello debe tener un registro de todos los hallazgos del municipio", recalca Méndez Quintas, quien asegura que aparecerán más pruebas de los poblados prehistóricos como "fondos de cabaña u hogares" si se realiza una excavación en la zona.
Las obras no solo aplastan estos asentamientos, sino que se sitúan en el área de afección de una docena de petroglifos, también registrados por la Xunta, "además de otros todavía sin catalogar", recalca el investigador, quien no descarta tomar medidas legales para dirimir responsabilidades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook


FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes