Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cantera evidencia que sí hay más

Las últimas actuaciones de los jugadores del filial formados en A Madroa chocan con el poco uso que les da Coudet en partidos y entrenamientos

El todavía juvenil, Miguel Rodríguez, firmó una actuación estelar con el Celta el pasado domingo ALBA VILLAR

Eduardo Coudet y el Celta chocan en uno de los símbolos de la entidad: la cantera. El argentino, poco dado ha introducir en sus alineaciones a jugadores del filial o del Juvenil A, apenas tira de los futbolistas de la base durante los partidos. Desde su llegada, el goteo de presencias de los jóvenes formados en A Madroa ha sido más bien escaso y casi siempre empujado principalmente por la acumulación de lesionados en el primer equipo o por un marcador muy favorable en los últimos minutos de un encuentro.

Pocos o casi ninguno aparecen en los onces iniciales del Chacho, con la única excepción de Carlos Domínguez, aunque en su caso las titularidades -dos en LaLiga esta campaña- se debieron a las ausencia de algún central titular. El técnico, además, aseguró después del último partido ante la Real Sociedad que “no tenemos más” al ser cuestionado por los pocos cambios en el equipo. “En estos últimos dos partidos hemos tenido que utilizar gente que no estaba al cien por cien, pero no tenemos más. Nos tenemos que adaptar”, apuntó Coudet, que dejó en el banquillo todo el encuentro al propio Carlos y a Gabri Veiga.

El técnico asegura que “no tiene más” para justificar los pocos cambios en los encuentr

Esas palabras generaron malestar en el celtismo, sobre todo al entender que con el técnico de Buenos Aires se está echando a perder una de las generaciones más prometedoras de los últimos años.

Bien es cierto que desde hace mes y medio, los dos canteranos del filial que se sentaron el sábado en banco de suplentes del Reale Arena han entrado en dinámica del primer equipo y entrenan a diario en la Ciudad Deportiva Afouteza junto al resto de futbolistas profesionales. Sin embargo, su uso es residual y hasta el momento se ha limitado a la Copa del Rey, competición de la que el Celta quedó apeado hace seis días ante el modesto Atlético Baleares.

¿Eduardo Coudet debe utilizar más a los canteranos del Celta?

  • 215
  • 7

El que más minutos ha tenido esta temporada en Primera División es Carlos Domínguez, que participó en tres partidos. Ante Osasuna, en la jornada 2, y frente al Betis, el pasado 2 de enero, formó en el once inicial, rindiendo a gran nivel. El equipo logró mantener en ambos encuentros la portería a cero y la actuación del joven defensor fue elogiada en el vestuario. Sin embargo, apenas tuvo continuidad y solo disputó 13 minutos más ante el Levante. Hasta la fecha, ha estado en el banquillo en doce choques sin llegar a saltar al terreno de juego. Domínguez debutó con el primer equipo en el tramo final de la pasada campaña ante el aluvión de bajas y disputó los últimos cuatro encuentros de LaLiga, que se saldaron con tres victorias ante Villarreal, Getafe y Barcelona. Es decir, de los siete partidos que ha jugado en Primera el Celta solo ha perdido uno. 

Gabri Veiga se ha convertido en su compañero de batallas desde finales de noviembre. Ante la nula operatividad que estaba generando el uso de los canteranos entre el primer equipo y el filial, Coudet reclamó la presencia de ambos de manera prolongada a sus órdenes.

El talentoso centrocampista, que ha reconocido en privado que prefiere entrenar con los “mayores” aunque no tenga minutos para así ganar en fuerza y velocidad en su juego, apenas ha jugado esta temporada en la principal competición doméstica. El porriñés ingresó al campo frente a Espanyol y Betis para disputar 3 y 4 minutos respectivamente en dos encuentros en los que el Celta dominaba el marcador con claridad.

Ambos futbolistas sí han podido mostrar sus cualidades en las primeras rondas de Copa del Rey. El central disputó completos los tres partidos que disputó el equipo en el torneo del KO mientras que Veiga disfrutó de 180 minutos en total. Sus actuaciones, notables en algunos compromisos -Gabri actuó de lateral casi todo el partido ante el Andorra- no les sirvieron para sumar presencias en LaLiga.

Hay dos jugadores que llevan más tiempo entrenándose con Coudet. Hugo Sotelo y Hugo Álvarez, ambos en edad juvenil, pasaron directamente a los entrenamientos con el primer equipo. Las dos perlas de la cantera, compaginan las sesiones con sus ídolos con los partidos con el Juvenil A que entrena Claudio Giráldez e incluso Álvarez es el máximo goleador del equipo esta temporada con doce dianas. Sin embargo, el estar en la dinámica de entrenamientos desde hace meses, algo fundamental para el Chacho, no les ha servido para tener minutos. Sotelo, que debutó la pasada temporada en el Nou Camp, disputó este curso 1 minuto ante el Espanyol, mientras que su tocayo jugó los últimos 13 minutos contra el Getafe en un partido que ya marchaba 0-3 para los intereses vigueses. En el caso de los dos juveniles, ni las brillantes actuaciones con su equipo ni la experiencia acumulada durante medio año en Mos les h hecho merecedores para el técnico argentino de más participaciones en la élite.

A partir de aquí, la nada más absoluta. Hasta cuatro jugadores del filial formados en A Madroa participan domingo tras domingo con el equipo de Onésimo, algunos de ellos con partidos soberbios, pero que no son suficientes a ojos de Coudet. El caso más llamativo en las últimas semanas es el de Míguel Rodríguez, un jugador que ha destrozado récords de precocidad en la cantera y que lleva dos temporadas en el segundo equipo cuando todavía es juvenil. Este domingo ante la SD Logroñés el redondelano anotó un gol tras una jugada individual que comenzó en el centro del campo y en la que fue dejando atrás a todos los rivales que salieron a su paso para batir al portero con un ajustado disparo al palo. Su nombre está en la agenda de numerosos clubes, que ya se han interesado por él. Cuando llegó el Chacho a Vigo, Míguel se encontraba entrenando con el primer equipo y ya había participado en tres partidos de Primera División. Mes y medio después regresó de manera irreversible al filial para no regresar. Esta campaña suma tres goles y su influencia en el juego es total, aunque Coudet sigue prefiriendo la veteranía de hombres como Galhardo o Nolito, jugadores con más experiencia en la élite.

Lautaro es el otro atacante del filial que tuvo un protagonismo esporádico la pasada campaña -jugó 13 minutos ante el Cádiz con un marcador de 4-0- y no ha vuelto al primer equipo pese a que en algunas ocasiones el ataque celeste contaba con numerosas bajas. Íker Losada es un caso atípico, ya que el mediapunta participó en dos partidos con Fran Escribá, y anotó incluso un gol contra el Real Madrid, pero no contó con oportunidades ni con Óscar García ni con Coudet. Aunque el ejemplo más atípico de todos es el del capitán del filial Diego Pampín. El lateral zurdo acumula 114 partidos con el segundo equipo y casi 10.000 minutos de juego a sus todavía 21 años. Estas temporadas el Celta ha tenido problemas en esa demarcación y nunca han tirado con él. Su presencia con el primer equipo se limita a dos convocatorias.

Coudet señala que “no tenemos más” para justificar sus alineaciones o sus pocos cambios, pero la realidad es que los jugadores de la cantera están demostrando que sí están preparados para asumir el reto. Todo depende ahora de que dispongan de oportunidades y quizás si el Celta se queda en tierra de nadie en el tramo final de temporada pueda llegar su momento. El club, que presume en muchas ocasiones de cantera, mantiene silencio y deja hacer a su técnico.

Un juvenil de récord se medirá al Deportivo en A Madroa en la Copa del Rey

La Real Federación Española de Fútbol anunció ayer los emparejamientos para los dieciseisavos de final de la Copa del Rey Juvenil que se disputarán a partido único el próximo fin de semana. El Celta, entrenado por Claudio Giráldez, se enfrentará al Deportivo en las instalaciones deportivas de A Madroa por ser el equipo que llega con más puntos en la clasificación. Ambos conjuntos ya se midieron el pasado 21 de noviembre en el mismo escenario y el resultado fue favorable al equipo celeste, que se impuso por dos goles a uno gracias a los tantos de Hugo Álvarez y Álvaro Santos. El Juvenil A está firmando una temporada excepcional en la categoría.

Sorteo de octavos de final de Copa del Rey RFEF

Este pasado fin de semana cerró la primera vuelta del campeonato con una contundente goleada contra el Pontevedra (0-6). En los diecisiete partidos disputados hasta la fecha el equipo de Giráldez suma quince victorias y dos empates, lo que les sitúa como el segundo mejor juvenil de España en cuanto a promedio de puntos (2,76), solo superado por el Real Madrid. También son el segundo equipo que más goles a favor suma (66) y el segundo que menos encaja (7). Todo ello les ha llevado a liderar con mano de hierro su grupo y aventajan en cinco puntos al Deportivo, segundo clasificado y próximo rival del juvenil celeste en el torneo del KO que arranca este fin de semana. El principal equipo de las categorías inferiores del club se repone así del varapalo que supuso ceder el título la temporada pasada ante su máximo rival. Un año antes, en la campaña 2019/20, el conjunto que por aquel entonces entrenaba Jorge Cuesta fue catalogado como el mejor equipo juvenil de España al suspenderse las diferentes ligas con algunas jornadas de antelación a causa del COVID. El 2021 del Juvenil A ha sido magnífico en cuanto a resultados, aunque al Celta le quedó la espinita de no haber podido disputar la UEFA Youth League por la pandemia. En los doce meses del pasado año consiguió 24 victorias en 31 partidos y no cayó en ninguno de los encuentros disputados en A Madroa. Además, supero los cien goles a favor. Entre los nombres propios de esta generación destacan los de Hugo Álvarez, Hugo Sotelo, Martín Conde, César Fernández o Damián Rodríguez.

Compartir el artículo

stats