Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un trampolín para las ligas europeas

Jensen, Hjulsager y Bongonda triunfan en Inglaterra y en Bélgica tras un paso efímero por el Celta

Jensen, con gorro, Maxi Gómez, Hjulsager y Pione Sisto, durante un entrenamiento del Celta. Ricardo Grobas

El mercado danés fue diferencial en la consolidación del Celta en la máxima categoría tras su ascenso en junio de 2012. Krohn-Dehli abrió la puerta a Daniel Wass y detrás de ellos llegarían de tierras escandinavas jóvenes valores como Pione Sisto, Andrew Hjulsager o Mathias Jensen. Estos dos últimos, junto al belga Theo Bongonda, no tuvieron la continuidad necesaria en el equipo titular céltico para desarrollar sus buenas condiciones técnicas. Todos ellos acabaron buscando otros horizontes, quizás más acordes a sus ritmos vitales. Encontraron la confianza y la paciencia necesarias para mostrar lo que se esperaba de ellos en Vigo. Así, Jensen viene de celebrar el histórico ascenso a la Premier League con el Brentford. A Hjulsager se lo rifan entre el Anderlecht y el Gent tras su excelente campaña en el Oostende. Y Bongonda es uno de los futbolistas más cotizados de su país después de que el Genk pagase 7 millones de euros al Zulte Waregem por su traspaso. El Celta les ha servido de trampolín para consolidarse en otras ligas europeas.

El atacante belga fue una apuesta de futuro del Celta, al que llegó con apenas 19 años en enero de 2015. El club vigués buscó en Bongonda al futuro sustituto de un Nolito que acabaría marchándose un año después al Manchester City. Sin embargo, la joven promesa belga solo dejó detalles puntuales de su potencial y se vio eclipsado por el fichaje de Pione Sisto. En junio de 2017 era cedido al Trabzonspor y de ahí regresaría a casa. Y de nuevo en su medio natural, Bongonda se convirtió en el extremo con desborde que apuntaba en sus inicios. A ello le añadió goles para figurar como uno de los atacantes más destacados del campeonato belga. Con Onuachu-Ito-Bongonda, el Genk ha reunido un tridente de ataque que le ha garantizado 60 goles. El futbolista de ascendencia gabonesa ha alcanzado la plenitud a los 25 años.

A esa misma edad, Jensen acaba de celebrar el ascenso de Brentford, que se ha aprovechado del talento del joven centrocampista danés que solo cumplió un año de contrato en Vigo. Las lesiones le impidieron pelear por una plaza fija en el once de un Celta con muchos vaivenes durante la temporada 2018-19, que inició bajo la dirección técnica de Antonio Mohamed, siguió con Miguel Cardoso y acabó con Fran Escribá. El danés solo disputó 6 partidos con el conjunto celeste, que lo traspasó al club inglés por unos cinco millones de euros, una cantidad similar a la desembolsada en su adquisición.

Jensen ha disputado 45 partidos (35 como titular), anotando 2 goles y dando 7 asistencias con un equipo de la Championship que retorna a la máxima categoría 74 años después. Londres contará el próximo curso con seis equipos en la máxima categoría: Chelsea, Arsenal, Tottenham, West Ham, Crystal Palace y Brentford. Y el éxito de este equipo radica en el minucioso manejo de los números y las estadísticas. Su propietario es Matthew Benham, un multimillonario especialista en matemáticas, que también dirige el Midtjylland. El Celta es una referencia para Benham, pues se llevó a Jota Peleteiro antes que a Jensen y recuperó a Pione Sisto para reforzar al campeón danés.

Otro excéltico de moda en el fútbol belga es Hjulsager, por el que pelean el Anderlecht y el KAA Gent después de su excelente temporada en el Oostende, con el que anotó 7 goles y dio 12 asistencias. A sus 26 años, este danés que firmó por el Celta en enero de 2017, ha encontrado en Bélgica la continuidad que se le negó en Vigo y en Granada, a donde se marchó cedido por los celestes.

En su estancia en Vigo, Hjulsager encontró apoyo en sus paisanos, pero no la confianza necesaria para tomar el relevo de Wass y de Krohn-Dehli. “Me llevo muy bien con Jensen y Pione Sisto porque habíamos coincidido en la selección de Dinamarca, pero los tres somos parte de un grupo en el que nos sentimos plenamente integrados con el resto de compañeros”, apuntó el danés antes de poner rumbo a Bélgica, país al que ha regresado Theo Bongonda. Los dos, junto con Jensen, componen un trío de jóvenes con talento que apenas dejaron en Vigo detalles de su calidad técnica. El Celta les sirvió únicamente de trampolín para sus exitosas carreras en otras ligas europeas.

Compartir el artículo

stats